Cover

El presidente del Banco Central húngaro (MNB), Gyorgy Matolcsy, anunció que Hungría reembolsará con anticipación su préstamo al Fondo Monetario Internacional y le pedirá cerrar su oficina en Budapest.

Hungría, recuerda Népszava, había recibido un préstamo de 15.000 millones de euros del FMI, en 2008, en el marco de una ayuda de 20.000 millones de euros aportados junto a la Unión Europea y el Banco Mundial. El reembolso del último pago, de 2.200 millones, se hará este año en lugar del plazo acordado para el 31 de marzo de 2014.

Esta decisión permitirá al Gobierno de Viktor Orbán, en el cual Gyorgy Matolcsy fue ministro de Economía, de desentenderse de las exigencias del FMI, con el que las relaciones han sido a menudo difíciles.