Los cien días de Rajoy se han agotado

El presidente español, Mariano Rajoy, multiplica las medidas de austeridad para hacer frente al hundimiento económico del país. Pero tras siete años en la oposición, resulta difícil ser creíble y eficaz en el corto plazo, señalan tres economistas.

Publicado en 10 abril 2012 a las 14:48

España se encuentra en un momento clave en su Historia. Con unos mercados de deuda a los que ha regresado el nerviosismo, unos Presupuestos para 2012 que han convencido a pocos y una economía en recesión, nos acercamos a un rescate que hay que evitar a toda costa porque sus consecuencias serían gravísimas.

Primero porque los que nos intervendrían son nuestros acreedores y, por tanto, no tendrían nuestros mejores intereses como objetivo. Segundo, porque el rescate impondría un ajuste fiscal aún más profundo. Tercero, porque en estas intervenciones se sabe cómo se entra, pero no cómo se sale.

Los rescates expulsan al capital privado y secan la liquidez de un país. Y cuarto, porque no funcionaría: las intervenciones del FMI se basan en devaluaciones de la moneda y el consiguiente tirón de la demanda externa. Como esto no es posible en la zona euro, las intervenciones de Grecia y Portugal no han mejorado nada.

Lea el artículo completo en el diario El Mundo

Suscríbase al boletín de Voxeurop en Español

Presupuesto

Recortes sin fin

La lista de recortes presupuestarios parece no tener fin. "Rajoy acelera los ajustes ante la presión de los mercados y la UE",titula El País. A través de un comunicado, el 9 de abril, el Gobierno de Mariano Rajoy presentó el Programa de Estabilidad 2012-2015, que incluye 10.000 millones de euros en recortes adicionales, además de los ya anunciados el 29 de marzo, por un montante de 27.300 millones de euros. Una decisión tomada tras los fuertes descensos que ha sufrido el índice IBEX 35 de la Bolsa de Madrid en los últimos días y cuando la prima de riesgo supera los 400 puntos de diferencia con el bono alemán, por primera vez desde el pasado mes de diciembre.

Estos nuevos recortes, que afectarán a ámbitos tan sensibles como la sanidad pública o la educación, tienen como objetivo "inspirar confianza" a los mercados y a la UE, añade el diario madrileño. Particularmente notorio es el compromiso del Gobierno para que las comunidades autónomas, muy endeudadas, respeten los objetivos del déficit. Una cuestión que los analistas internacionales ponen en duda.

¿Eres un medio de comunicación, una empresa o una organización? Consulta nuestros servicios editoriales y de traducción multilingüe.

Apoya el periodismo europeo independiente

La democracia europea necesita prensa independiente. Voxeurop te necesita a ti. ¡Únete a nosotros!

Sobre el mismo tema