Cómo la pandemia está transformando el mercado de las drogas

Hasta ahora el mercado de las drogas no ha sufrido mucho, y en algunos países está prosperando debido a la capacidad de adaptación de los criminales. Estas son las conclusiones de la Europol, el organismo policial europeo, tras haber estudiado los datos de los últimos años.

Publicado en 24 agosto 2020 a las 11:35
Pxfuel |  Contenedores en el puerto de Amberes.

El 29 de mayo, el Observatorio Europeo de las Drogas y las Toxicomanías (EMCDDA) publicó conjuntamente el EU Drug Markets Report [informe sobre el mercado de las drogas en la UE]. Los datos recogidos corresponden a los confinamientos para luchar contra la pandemia, así como al periodo anterior. Alexis Goosdeel, director del EMCDDA, afirma que “El tráfico en línea y el crecimiento de la comunicación cifrada resienten aún más la aplicación de la ley. En el caso del tráfico de drogas, es posible que la competición y la violencia aumenten”.

En informe resume la información proporcionada por los Estados miembros y, además, añade información propia de la Europol. Las medidas de confinamiento al inicio de la pandemia cogieron por sorpresa a los involucrados en el mercado de las drogas, sobre todo a los distribuidores, pues las restricciones a las reuniones en persona dificultaban las entregas de droga. La momentánea confusión acarreó una subida de los precios de algunas drogas en ciertos mercados. No obstante, siguió siendo posible transportar la mercancía por vía terrestre durante las restricciones y los traficantes aprovecharon para desplazar grandes cantidades de mercancía de un país a otro.

Darknet, redes sociales y mensajes cifrados

Las transferencias de dinero aumentaron en detrimento de los pagos en efectivo para la compra de drogas. De hecho, esta práctica ha sido tan efectiva que los expertos prevén que continuará tras la pandemia. En la UE, el reglamento contra el blanqueo de dinero se está volviendo cada vez más estricto, aunque aún no queda claro si funcionará para frenar el crimen organizado.

Como debido a las medidas de confinamiento las obras están paradas, los criminales se han visto afectados, ya que estos normalmente blanquean una gran cantidad de dinero en el sector inmobiliario. También ocurre lo mismo con los restaurantes, casinos y centros de belleza. Con el levantamiento de las restricciones y la recuperación económica, se espera que los delincuentes vuelvan a sus andadas en estos sectores. Sin embargo, se ha renovado el interés por las inversiones de arte, otro ámbito utilizado para encubrir capital y blanquear dinero con la ventaja añadida de no tener precios fijos.

Como ya se ha mencionado, se ha producido una escasez de drogas como el cannabis o la heroína. Por lo tanto, los precios aumentaron y esto incitó a algunos consumidores a pasarse a drogas alternativas. A corto plazo, hubo una demanda menor de drogas sintéticas, sobre todo de MDMA (éxtasis), ya que los locales cerraron y los festivales se cancelaron. Pero al mismo tiempo, el precio de venta de las anfetaminas y del MDMA subió en varios países. Durante la pandemia, la producción de drogas sintéticas se mantuvo en las principales localizaciones europeas (Bélgica y los Países Bajos), tal y como confirman las redadas e incautaciones.

El puerto belga de la cocaína

El tráfico de cocaína en Europa, cuyo núcleo se sitúa en Amberes, revela un panorama interesante. En el primer trimestre de 2020 (es decir, cuando la pandemia apenas estaba llegando a Europa), las autoridades belgas incautaron más cargamentos que en el mismo periodo el año pasado. El transporte marítimo continuó prácticamente sin interrupciones durante las restricciones, de modo que el comercio de cocaína (entre otros) se vio mayoritariamente afectado por problemas de distribución en el continente. Algunos países productores no hicieron ningún envío en enero, febrero y marzo. Ecuador encabeza la lista de los que sí los hicieron: en el primer trimestre del año  llegaron 7,1 toneladas de contenedores, comparado con las 1,7 toneladas del año pasado.

El acceso a las drogas fue más difícil en Bulgaria, Francia, España y Noruega. En Lituania y Croacia se produjeron pequeñas interrupciones de suministro. Hungría y la República Checa prácticamente no experimentaron cambios derivados de las medidas de confinamiento tanto a nivel de precio como de accesibilidad.

Los bajos fondos no hicieron cuarentena

El informe de la Europol establece que el tráfico de drogas sigue siendo el mercado ilegal más grande de Europa. Estos grupos de delincuencia están bien organizados e incluyen clanes, grupos basados en la etnia y las colaboraciones intermitentes. Las tareas las llevan a cabo grupos discretos, y la colaboración normalmente se basa en proyectos individuales. La policía está especialmente interesada en los “brókers”, que hacen la primera toma de contacto, median y juntan grupos para ejecutar acciones conjuntas. Asimismo, también pueden trabajar en nombre del cliente final, y en algunos casos han sido responsables de asesinatos por encargo.

En términos más generales, el crimen organizado se caracteriza por la violencia. Por ejemplo, en Suecia, los casos de tiroteos han aumentado en comparación con el mismo periodo del año pasado, y en los Países Bajos han tenido unas tendencias similares. Los investigadores también señalan que el acceso a armas de fuego durante el confinamiento no resultó un problema para las bandas organizadas.

Artículo original en Index.hu.

Este artículo es una asociación con European Data Journalism Network.

¿Eres un medio de comunicación, una empresa o una organización? Consulta nuestros servicios editoriales y de traducción multilingüe.

Apoya el periodismo europeo independiente

La democracia europea necesita prensa independiente. Voxeurop te necesita a ti. ¡Únete a nosotros!

Sobre el mismo tema