Manifestaciones pro-rumanas en Moldavia
Lors de la manifestation du 16 mai, à Chişinău.

Un deseo de unión que pone en aprietos a Bucarest

Publicado en 19 mayo 2015 a las 10:10
Tatiana Beghiu/Ziarul de Gardă  | Lors de la manifestation du 16 mai, à Chişinău.

Resulta probable que las manifestaciones que han estallado en Chisinau unos días antes de la apertura de la Cumbre de la Asociación Oriental en Riga pesen en las discusiones entre la Unión Europea y los países candidatos a la adhesión, comenzando por Moldavia.

Decenas de miles de personas - 30.000 según los organizadores, 10.000 según las autoridades - se lanzaron a las calles de la capital moldava por iniciativa de organizaciones de "sindicalistas", como dicen en Moldavia. Exigieron la unificación con la vecina Rumanía, con la que Moldavia comparte la lengua y parte de su historia, y también protestaron contra la corrupción de la que acusan al Gobierno, una coalición pro-europea elegida, en diciembre de 2014.

"La unión con Rumanía es nuestra oportunidad para entrar en la Unión Europea, un lugar donde la paz prevalece y donde las personas no buscan ocupar los territorios de sus vecinos" se podía leer en las pancartas que rodeaban una enorme bandera rumana. "Enfrente de la embajada rusa, los manifestantes exigieron la retirada de las tropas rusas estacionadas desde 1991 en la región separatista de Transnistria", la república prorrusa autoproclamada en ese mismo año, informa Ziarul de Garda .

Las manifestaciones también inquietan a los líderes europeos y son fuente de problemas también más allá del río Prut: "La idea de una unificación con Moldavia, para reconstituir la Gran Rumanía que existió en el período de entreguerras, aparece de vez en cuando desde la caída de la URSS" subraya el diario de Bucarest Adevarul, para quien "vuelve cada vez que hay que esconder bajo la alfombra la corrupción, la pobreza o las lagunas en el sistema legal". El sueño de establecer una unión con Rumanía, agrega el diario rumano,
 > despierta melancolía, pero también hipocresía. La conciencia nacional se ha despertado, de alguna manera, pero sin la diplomacia y la voluntad política y sin inversiones rumanas en la región, sigue siendo una utopía.

Suscríbase al boletín de Voxeurop en Español

¿Te ha gustado este artículo? Nos alegra mucho. Se encuentra disponible para todos nuestros lectores, ya que consideramos que el derecho a la información libre e independiente es esencial para la democracia. No obstante, este derecho no está garantizado para siempre, y la independencia tiene su precio. Necesitamos tu apoyo para seguir publicando nuestras noticias independientes y multilingües para todos los europeos. ¡Descubre nuestras ofertas de suscripción y sus ventajas exclusivas y hazte miembro de nuestra comunidad desde ahora!

¿Eres un medio de comunicación, una empresa o una organización? Consulta nuestros servicios editoriales y de traducción multilingüe.

Apoya el periodismo europeo independiente

La democracia europea necesita prensa independiente. Voxeurop te necesita a ti. ¡Únete a nosotros!

Sobre el mismo tema