Angela Merkel tiene ahora vía libre para gobernar. ¿Qué cambios supondrá esto para los europeos? En París, los responsables franceses esperan – como cada vez que se celebran elecciones – una consolidación de la pareja franco-alemana. Pese a sus diferencias personales, la canciller y Nicolas Sarkozy intentarán proyectarse como líderes de la UE. Simplemente, como lo explica en Le Monde el antiguo ministro de asuntos exteriores Joschka Fischer, “porque las instituciones son débiles, la Comisión es muy débil, y el Tratado de Lisboa está en suspenso. El centro de gravedad de Europa solo puede ser París y Berlín. Basta con hacer un repaso: el Reino Unido ha decidido seguir apartado. Italia es…Italia. Polonia va bien pero aún le queda mucho camino. España está sumida en una grave crisis”.

Con el posible nombramiento de Guido Westerwelle en el ministerio de Asuntos Exteriores, Alemania retoma la era Helmut Kohl-Hans-Dietrich Genscher, cuando el canciller de la CDU y su ministro dirigían la integración europea y la reunificación alemana. Sin embargo, Westerwelle, subraya la Neue Zürcher Zeitung, es partidario de estrechar lazos con Rusia, lo que no evitará tensiones con otros estados de la UE, en especial en el Este.

En Irlanda, los detractores del Tratado de Lisboa aseguran que el texto impondrá una nueva ola de liberalismo a su país y apoyan su argumento en la llegada de la coalición entre los cristianos demócratas y los liberales a Berlín. Sin embargo, el diario polaco Dziennik Gazeta Prawna subraya que la canciller tendrá dificultades para que su país se imponga como motor económico de Europa, ya que "las arcas están vacías".

Entonces, ¿qué se puede esperar de Alemania? Ni más ni menos que lo que se espera del resto de países. Veinte años después de la caída del muro de Berlín, Alemania es, a pesar de la crisis, un polo de estabilidad en el corazón de la Unión Europea. Pero la decisión del Tribunal Constitucional, a principios de verano, de garantizar por ley la influencia de Berlín sobre las decisiones adoptadas en Bruselas, demuestra que Alemania defiende sus intereses, incluso aunque no siempre sean los mismos que los de la Unión. Sea Angela Merkel canciller o no. E.M.

¿Eres un medio de comunicación, una empresa o una organización? Consulta nuestros servicios editoriales y de traducción multilingüe.

Apoya el periodismo europeo independiente

La democracia europea necesita prensa independiente. Voxeurop te necesita a ti. ¡Únete a nosotros!

Sobre el mismo tema