El 28 de febrero a las 20 horas el papa Benedicto XVI dejará su cargo para convertirse en "papa emérito", un título inédito. Se retirará a la residencia de Castel Gandolfo, cerca de Roma, donde residirá dos meses antes de ingresar en un monasterio del Vaticano.
A su 85 años, Joseph Ratzinger anunció el pasado 11 de febrero que se encontraba demasiado fatigado para continuar asumiendo su cargo, en una Iglesia que debe hacer frente a una creciente contestación interna y a dilemas éticos y a escándalos de índole diversa dentro de su propio seno.
La Santa Sede seguirá vacante hasta que los cardenales electores, reunidos en cónclave en la Capilla Sixtina desde ahora hasta mediados de marzo, escojan a su sucesor.

¿Te ha gustado este artículo? Nos alegra mucho. Se encuentra disponible para todos nuestros lectores, ya que consideramos que el derecho a la información libre e independiente es esencial para la democracia. No obstante, este derecho no está garantizado para siempre, y la independencia tiene su precio. Necesitamos tu apoyo para seguir publicando nuestras noticias independientes y multilingües para todos los europeos. ¡Descubre nuestras ofertas de suscripción y sus ventajas exclusivas y hazte miembro de nuestra comunidad desde ahora!

¿Eres un medio de comunicación, una empresa o una organización? Consulta nuestros servicios editoriales y de traducción multilingüe.

Apoya el periodismo europeo independiente

La democracia europea necesita prensa independiente. Voxeurop te necesita a ti. ¡Únete a nosotros!

Sobre el mismo tema