Cómo el milagro se convirtió en pesadilla

La boyante economía española de los años 2000 no ha sobrevivido al estallido de la burbuja financiera. Un fracaso que las elecciones generales, adelantadas a noviembre, díficilmente podrán solucionar.

Publicado en 1 agosto 2011 a las 13:52
Apartamentos vacíos en Seseña (Toledo), al sur de Madrid.

Una legislatura. Eso es, en opinión del redactor de El País Alejandro Bolaños, corresponsal por este medio en las últimas cumbres del G-8 y G-20, lo que le ha sobrado a José Luis Rodríguez Zapatero para poder colgarse la medalla al mérito macroeconómico. "España ha pasado del milagro económico a verse metida en los Pigs ["cerdos", juego despectivo de palabras referente a los países periféricos con problemas estructurales: Portugal, Irlanda, Italia, España o Grecia]".

El problema estructural de España, relata Bolaños, ha sido el del paro: del 8% a más del 20% en apenas dos años. "Cuando la marea del crash de 2008 se retiró, la imagen que devolvía España era otra muy distinta: el país en el que más rápido crecía el desempleo, el país al que más le costaba salir de la recesión...". Pero sería injusto echar a los socialistas toda la culpa. "Los Gobiernos de Aznar, primero, y de Zapatero, después, negaron la importancia de la burbuja".

Sin embargo, recuerda el autor, "la primera legislatura queda como la oportunidad perdida de Zapatero" porque su Ejecutivo "obvió tendencias preocupantes, como la baja productividad o el galopante endeudamiento con el exterior", y prolongó alguna que otra herencia del PP, como la bajada de impuestos.

Lea aquí el artículo completo.

Perspectivas Económicas

Los mercados no dan tregua

Las elecciones legislatives anticipadas serán el 20 de noviembre, según anunció el 29 de julio el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, quien tomó la decisión basándose en que el cambio de fecha traerá, con “certeza”, más “estabilidad”. Pero ni Alfredo Pérez Rubalcaba ni Mariano Rajoy, lamenta el Financial Times, poseen demasiada influencia sobre el segmento del electorado más importante: “los inversores internacionales del mercado de bonos soberano”.

“De hecho, la elección de noviembre como fecha electoral puede incluso paliar la derrota probable que sufrirá el socialismo español”, añade el FT. Si las encuestas muestran una distancia insalvable favorable al PP en intención de voto (14 puntos sobre el PSOE: 44% y 30%, respectivamente), el perfil del candidato socialista Alfredo Pérez Rubalcaba, “un experimentado y popular político entre los votantes”, podría rebajar las ilusiones de Mariano Rajoy de que el PP obtendrá una cómoda mayoría.

Pero, concluye el tabloide, “ni la confianza derivada del adelanto electoral, ni la casi segura victoria de la oposición conservadora necesariamente van a despejar los miedos de los inversores hacia España”, entrampada en el “torbellino de la deuda soberana”. Un informe publicado por el FMI el 29 de julio afirma que, aunque se han llevado cabo parte de las reformas económicas necesarias, “España no está fuera de la zona de peligro”.

¿Eres un medio de comunicación, una empresa o una organización? Consulta nuestros servicios editoriales y de traducción multilingüe.

Apoya el periodismo europeo independiente

La democracia europea necesita prensa independiente. Voxeurop te necesita a ti. ¡Únete a nosotros!

Sobre el mismo tema