Una legislatura. Eso es, en opinión del redactor de El País Alejandro Bolaños, corresponsal por este medio en las últimas cumbres del G-8 y G-20, lo que le ha sobrado a José Luis Rodríguez Zapatero para poder colgarse la medalla al mérito macroeconómico. "España ha pasado del milagro económico a verse metida en los Pigs ["cerdos", juego despectivo de palabras referente a los países periféricos con problemas estructurales: Portugal, Irlanda, Italia, España o Grecia]".

El problema estructural de España, relata Bolaños, ha sido el del paro: del 8% a más del 20% en apenas dos años. "Cuando la marea del crash de 2008 se retiró, la imagen que devolvía España era otra muy distinta: el país en el que más rápido crecía el desempleo, el país al que más le costaba salir de la recesión...". Pero sería injusto echar a los socialistas toda la culpa. "Los Gobiernos de Aznar, primero, y de Zapatero, después, negaron la importancia de la burbuja".

Sin embargo, recuerda el autor, "la primera legislatura queda como la oportunidad perdida de Zapatero" porque su Ejecutivo "obvió tendencias preocupantes, como la baja productividad o el galopante endeudamiento con el exterior", y prolongó alguna que otra herencia del PP, como la bajada de impuestos.

Lea aquí el artículo completo.