Cover

El 22 de septiembre, el Estado Islámico (EI) amenazó con represalias a Francia, miembro de la coalición que lo combate en Irak, informa Libération. El EI también ha reivindicado el secuestro de un turista francés en Argelia, al que pretende ejecutar si Francia no detiene sus acciones en Irak.

El EI reprocha a Francia no solamente su intervención, sino también el hecho de ser una aliada de los chiítas, así como su mala imagen en el mundo musulmán por su ley sobre el velo, explica Libération.  Para el diario, la amenaza del EI contra los 'malvados y sucios franceses‘, a los que llama a matar “de cualquier manera”

aparece como un llamamiento a aquellos a los que se designa como ‘los lobos solitarios’, a la imagen de Mehdi Nemmouche o de Mohamed Merah.

En su editorial, Libération subraya que Francia se toma en serio estas declaraciones, porque “Mehdi Nemmouche, el asesino del museo judío de Bruselas, ha mostrado que el paso al acto era posible".