Cover

“Crisis azucarera en la UE”, titula Dziennik Gazeta Prawna. En comparación con el pasado año, los precios han aumentado un 30-40%, algo que se debe, según el diario empresarial, a las cuotas de producción impuestas por la UE, las catástrofes naturales ocurridas a nivel internacional y a unas cosechas más escasas de lo normal. La reforma del mercado azucarero de la UE, emprendida en el 2006, se implantó para reducir el precio mínimo garantizado en un 36% y evitar el cierre de las fábricas deficitarias. En consecuencia, la producción de azúcar comenzó a descender de 16,25 millones de toneladas en el periodo 2009/2010 hasta 17,35 millones de toneladas el año pasado. Polonia produjo 1,43 millones de toneladas de azúcar el pasado año pero, bajo la restricción de la UE, sólo puede utilizar 1,405 millones de toneladas y exportar el resto fuera de la UE. Esta cuota, sin embargo, no basta para satisfacer la creciente demanda nacional, lo que significa que se tiene que importar más azúcar de fuera de la UE. No obstante, la materia prima también escasea en los mercados internacionales debido a las malas cosechas causadas por las catástrofes naturales. “Una subida del precio del azúcar es inevitable”, advierte el rotativo, presagiando una oleada de quiebras de panificadoras y empresas azucareras que se están aproximando al “umbral de rentabilidad”.