Ideas Crisis climática e información

Un periodismo a la altura de la urgencia ecológica. Una carta para la prensa

Ante la urgencia climática, el gremio periodístico debe reconsiderar cómo informar sobre este tema e incluir las cuestiones medioambientales de hoy en día de manera plena y pertinente. El joven medio de comunicación Vert.eco ha redactado una carta dirigida a los profesionales del sector que nos invita a examinar la manera en que tratamos la información. La crisis climática es uno de los temas principales abordados por Voxeurop; por ello, la hemos firmado, e invitamos a nuestros colegas a hacer lo mismo.

Publicado en 22 septiembre 2022 a las 12:27

Lo teníamos claro desde que creamos Voxeurop: el tratamiento mediático de la crisis climática y sus consecuencias es fundamental para comprender los desafíos ecológicos y humanos, y, además debe mejorarse, tal y como destaca el Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC, por sus siglas en inglés) en su sexto y último informe de evaluación. Por esta razón, este tema ocupa un lugar privilegiado en nuestras páginas, pues cubrimos sobre el impacto de la crisis climática en la vida de los europeos, así como las soluciones para hacerla frente. 

Así que no es de extrañar que hayamos firmado la carta para un periodismo a la altura de la urgencia ecológica (que encontrarás más abajo), redactada por un colectivo de periodistas de distintos orígenes. Tampoco es de extrañar que hayamos querido aportar nuestro granito de arena traduciéndola para contribuir a su difusión por Europa.

El documento nos invita a seguir reflexionando sobre nuestras propias prácticas periodísticas, sobre cómo abordar este tema tan complejo, y en especial, sobre cómo acordar a la cuestión toda su dimensión transversal, y al mismo tiempo hacerla accesible para el gran público. 


Carta para un periodismo a la altura de la urgencia ecológica

El consenso científico es claro: se están produciendo una crisis climática y un declive de la biodiversidad y su causa es la actividad humana. Las repercusiones sobre los ecosistemas y las sociedades son generalizadas, y, en algunos casos, irreversibles. Estamos cruzando un límite planetario tras otro, y más de la mitad de la humanidad ya vive en una situación de gran vulnerabilidad.


Recibe lo mejor del periodismo europeo en tu correo electrónico todos los jueves


En su sexto informe, el IPCC insiste en el papel fundamental que desempeñan los medios de comunicación para "focalizar y transmitir la información sobre el cambio climático." Al sector periodístico le corresponde estar a la altura del desafío que representa el calentamiento global para las generaciones actuales y venideras. Ante la urgencia de la situación, nosotros, los periodistas, debemos cambiar nuestra manera de trabajar para integrar plenamente este desafío en nuestro manejo de la información.

Esta es la intención de la Carta. Por ello, invitamos a la profesión a:

  1. Abordar el clima, los seres vivos y la justicia social de manera transversal. Estos temas son indisociables. La ecología no puede limitarse a ser una simple sección, sino que debe convertirse en un prisma a través del cual deben analizarse el resto de temas.

  2. Educar. Los datos científicos relativos a las cuestiones ecológicas suelen ser complejos. Es importante explicar las órdenes de magnitud y las escalas de tiempo, identificar las relaciones de causa y efecto, y dar elementos de comparación.

  3. Reflexionar sobre el léxico y las imágenes que se utilizan. Es fundamental escoger bien las palabras para describir los hechos con precisión e informar acerca de la urgencia. Se deben evitar las imágenes manidas y las expresiones fáciles que deforman y minimizan la gravedad de la situación.

  4. Ampliar la manera de tratar las cuestiones. No apelar únicamente a la responsabilidad individual de las personas, pues el grueso de los cambios se producen a nivel sistémico y requieren respuestas políticas.

  5. Investigar los orígenes de los cambios existentes. Es necesario cuestionar el modelo de crecimiento y a sus actores económicos, financieros y políticos, así como su papel determinante en la crisis ecológica. Asimismo, es preciso recordar que las consideraciones a corto plazo pueden ir en contra de los intereses de la humanidad y la naturaleza.

  6. Garantizar transparencia. La desconfianza hacia los medios de comunicación y la difusión de noticias falsas que relativizan los hechos nos obligan a identificar con precaución los datos y los expertos citados, a mencionar claramente las referencias y a revelar posibles conflictos de intereses.

  7. Hacer públicas las estrategias llevadas a cabo para sembrar la duda pública. Ciertos intereses económicos y políticos se afanan en crear narrativas que entorpecen la comprensión de los temas y retrasan la acción necesaria para afrontar los cambios actuales.

  8. Informar sobre las soluciones a la crisis. Investigar rigurosamente las maneras de actuar ante los desafíos climáticos y relativos a los seres vivos a cualquier escala de aplicación. Cuestionar las soluciones que se nos proponen.

  9. Formarse continuamente. Para tener una visión global de los cambios actuales y de lo que suponen para nuestra sociedad, los periodistas deben poder ampliar su formación durante su vida profesional. Se trata de un derecho fundamental para que el tratamiento de la información sea de calidad: todo periodista puede pedir a su empleador formarse en ecología.

  10. Oponerse a la financiación procedente de las actividades más contaminantes. Para ser coherentes con el tratamiento editorial de las cuestiones climáticas, los profesionales del sector periodístico tienen derecho a expresar sin miedo su desacuerdo con respecto a financiaciones, publicidad o colaboraciones relacionadas con actividades que consideren nocivas.

  11. Reafirmar la independencia de las redacciones. Con el fin de garantizar una información libre de presiones, es importante asegurar la autonomía editorial con respecto a los propietarios del medio.

  12. Ejercer un periodismo bajo en carbono. Actuar para reducir la huella ecológica de las actividades periodísticas, utilizando especialmente herramientas menos contaminantes, sin tener que reducir el tan necesario trabajo de campo. Incitar a las redacciones a recurrir a periodistas locales.

  13. Fomentar la cooperación. Participar en un ecosistema mediático solidario y defender juntos una práctica periodística comprometida con la preservación de unas buenas condiciones de vida en la Tierra.
👉 Firma la carta

¿Te ha gustado este artículo? Nos alegra mucho. Se encuentra disponible para todos nuestros lectores, ya que consideramos que el derecho a la información libre e independiente es esencial para la democracia. No obstante, este derecho no está garantizado para siempre, y la independencia tiene su precio. Necesitamos tu apoyo para seguir publicando nuestras noticias independientes y multilingües para todos los europeos. ¡Descubre nuestras ofertas de suscripción y sus ventajas exclusivas y hazte miembro de nuestra comunidad desde ahora!

¿Eres un medio de comunicación, una empresa o una organización? Consulta nuestros servicios editoriales y de traducción multilingüe.

Apoya el periodismo europeo independiente

La democracia europea necesita prensa independiente. Voxeurop te necesita a ti. ¡Únete a nosotros!

Sobre el mismo tema