Los trabajos para reflotar el Costa-Concordia comenzaron el 16 de septiembre en la isla de Giglio, frente a las costas de la Toscana, ante medios de comunicación del mundo entero.
La operación empezó por el "parbuckling" del navío, esta operación consiste en enderezar el barco, encallado sobre uno de sus costados, con la ayuda de cables de acero para hacerlo reposar sobre una plataforma situada horizontalmente y estabilizarlo con artesonados ubicados en los laterales. Es la operación más grande de este tipo que se haya realizado, tanto por la cantidad de chatarra (289 metros de largo) como por el coste previsto, de unos 600 millones de euros.
El crucero naufragó el 11 de enero de 2012 tras chocar contras unas rocas y esa maniobra se cobró 30 muertos y dos desaparecidos. Su capitán, Francesco Schettino, está siendo juzgado por homicidio involuntario.

¿Te ha gustado este artículo? Nos alegra mucho. Se encuentra disponible para todos nuestros lectores, ya que consideramos que el derecho a la información libre e independiente es esencial para la democracia. No obstante, este derecho no está garantizado para siempre, y la independencia tiene su precio. Necesitamos tu apoyo para seguir publicando nuestras noticias independientes y multilingües para todos los europeos. ¡Descubre nuestras ofertas de suscripción y sus ventajas exclusivas y hazte miembro de nuestra comunidad desde ahora!

¿Eres un medio de comunicación, una empresa o una organización? Consulta nuestros servicios editoriales y de traducción multilingüe.

Apoya el periodismo europeo independiente

La democracia europea necesita prensa independiente. Voxeurop te necesita a ti. ¡Únete a nosotros!

Sobre el mismo tema