Análisis Voices of Europe 2024 | Lituania

Irracionales e invisibles: las elecciones europeas de Lituania

De las tres elecciones que se van a celebrar este año en Lituania, la contienda por los escaños en el Parlamento Europeo es la que menos atención recibe. Bruselas parece muy remota para los votantes lituanos y sus decisiones pueden resultar poco racionales.

Publicado en 29 marzo 2024 a las 19:44

De las tres elecciones nacionales de Lituania que tendrán lugar este año, las elecciones al Parlamento Europeo (PE) suelen recibir la menor atención. Vladas Gaidys, sociólogo y director de la  agencia encuestadora Vilmors, incluso se queda un poco sin palabras al respecto.

"A decir verdad, no he prestado mucha atención [a las elecciones al Parlamento Europeo]", afirma. "Todo el mundo aquí está más interesado en las elecciones presidenciales. Mi primera respuesta sería que en Lituania la gente no diferencia realmente los papeles que desempeñan [las elecciones]". De las tres elecciones del año, él también considera que la contienda por el PE es la menos interesante.

“La que más interés despierta, naturalmente, es la elección presidencial. En esta uno puede ver cara a cara a cada candidato, como sucede en el atletismo, o en una carrera de caballos. Más difícil resulta ver cara a cara a sus partidos políticos, pero aun así, todavía queda mucha emoción en ellas. Pero aquí [las PE] son algo que queda muy alejado de nosotros. Tus intereses quedan representados, pero se necesita ser un auténtico especialista para comprender de qué va el asunto”. 

El señor Gaidys dice que habría que indagar mucho para comprobar que en Lituania hubiera en marcha una campaña electoral específica para el Parlamento Europeo.

“Si se buscara, tal vez se podría encontrarla. Yo creo que quienes ya están en el Parlamento Europeo preferirían seguir allí durante una legislatura más. Hacen falta cinco años para saber cómo funciona. [La líder socialdemócrata] Vilija Blinkeviciute es un ejemplo obvio en este caso. Es evidente que no se siente atraída por este país, donde está a merced de los periodistas. Allí, sin embargo, trataría con jefes de Estado y de gobierno..." 

Un salario europeo

Vytautas Dumbliauskas, politólogo en la Universidad Mykolas Romeris (MRU), dice medio en broma que la elección al PE solamente tiene interés para quienes aparecen en las listas electorales de cada partido.

"El PE no determina mucho la forma de vida de una persona común y corriente. Es una organización en cierto sentido carente de poder. La Comisión Europea, que no es elegida por nadie, tiene más poder que un parlamento elegido por los ciudadanos", argumenta.

Pero los votantes instintivamente consideran que los políticos reciben un gran sueldo, sugiere Dumbliauskas.

"Maldeikiene escribió públicamente, hace quizás un año, cuánto gana como diputada al Parlamento Europeo con todas sus asignaciones para viajes y otras cosas. Eran entre 14.000 y 15.000 euros. Es un dinero que está más allá de la comprensión de un lituano como yo".

Dumbliauskas observa que los partidos envían en su mayoría a políticos veteranos al PE.

"Los liberales enviaron una vez a [el filósofo] Leonidas Donskis, y fue un honor y una fuente de orgullo que hubiera una persona así representando a Lituania. Pero hay otros eurodiputados, como [el empresario de origen ruso Víctor] Uspaskichas, que me hace sentir avergonzado como ciudadano lituano".

Un mal trato para los partidos

Dumbliauskas reflexiona que no siempre es bueno para los partidos políticos el que sus miembros de más relieve se acostumbren a una cálida poltrona en Bruselas. 

“Tomemos como ejemplo a Blinkeviciute. No creo que esté haciendo ningún esfuerzo excesivo en el PE. Es evidente que Blinkeviciute quiere seguir en Bruselas y que para nada quiere ser presidenta o primera ministra en su propio país. Esto es una tragedia para los socialdemócratas. Esta señora puede estar perjudicando al partido. Porque, ¿quién es ese otro líder que está a la que salta en este ambiente?

En cuanto a la cuestión de cómo deciden los electores la asignación de su voto en las elecciones al PE, el analista no está convencido de que la razón sea un factor primordial. 

“La mayoría se fija en la naturaleza fotogénica del candidato, en su relación con este, en si les resulta agradable o no”, dice Dumbliauskas.

Pero cree que es importante que al menos siete u ocho de los once MPE adopten un enfoque activo para su puesto en el Parlamento Europeo.

"Europa está necesitada de una reorganización. El mundo se derrumba ante nuestros ojos. Se está volviendo algo así como un partido de baloncesto sin reglas", afirma este analista sobre las difíciles circunstancias en las que los eurodiputados tendrán que encontrar soluciones.

Guardando las apariencias

Matas Baltrukevicius, politólogo en el Instituto Vilnius para Análisis Político, conviene en que las elecciones al Parlamento Europeo no están constituyendo una batalla de ideas.

“Es evidente que muchos partidos no están particularmente interesados en cuanto a las elecciones al PE”, afirma. “Los partidos en liza por las elecciones presidenciales invertirán mucho más en estas, incluso aunque sean conscientes de que su candidato no hará un buen papel. Eso se debe a que en la carrera por las elecciones parlamentarias [que se celebrarán antes de octubre], las elecciones presidenciales reportan mucha más visibilidad que las elecciones al PE”. 

Baltrukevicius apunta que las elecciones al PE no coincidirán con las elecciones presidenciales este año, por lo que la participación será baja.

“Lo importante para los partidos es, sencillamente, hacer una comparecencia respetable”.

El extraño caso de Veryga

Al examinar la situación general, Baltrukevicius queda impresionado por los esfuerzo del Partido de la Libertad para presentar su programa. 

“Es uno de los partidos más dinámicos. Naturalmente, en su caso, hay que advertir que [su candidato presidencial Dalnius] Zalimas ha sido, simultáneamente un [anterior candidato] en las elecciones al PE y un candidato presidencial, lo que le brinda ahora una importancia extra”.

El analista no descarta la posibilidad de que los MPE que resulten elegidos puedan subsiguiente rechazar su nuevo cargo.

“No hay nada que impida a los MPE recién elegidos el dimitir inmediatamente u ocupar su cargo durante algunos meses antes de las elecciones al Seimas”, dice Baltrukevicius. “El caso de Aurelijus Veryga [ex ministro del Sindicato Agricultores-Verdes] me resulta muy interesante, porque es evidente que el señor Karbauskis [ex líder del Sindicato Agricultores-Verdes] no cuenta con las personas que necesita para formar su lista para las elecciones al Seimas. El señor Veryga es el único. Así pues, mucho depende de él. A menos que Karbauskis cambie de idea y decida encabezar él mismo la lista”. 

Recordando el historial de las elecciones al PE en Lituania, Baltrukevicius observa que se han convertido en una oportunidad para que los políticos veteranos se vayan a un sitio donde el trabajo es más tranquilo y el salario es bueno.

“En realidad algunos pueden verlo como una jubilación temprana. Pero otros son decididamente dinámicos. […] Cada MPE es un caso diferente. Tenemos algunos que son activos, así como otros que son pasivos”.

Contexto

Las elecciones al Parlamento Europeo (PE) tendrán lugar el 9 de junio de este año en Lituania. El país elegirá a once MPE. De entre los ya ocupantes del cargo solamente se sabe con toda certeza que Ausra Seibutyté (anteriormente Maldeikiené), elegida por la plataforma “Ausra Maldeikiene Train” y que posteriormente se incorporó a la Unión de la Patria (conservadora) va a retirarse de la política.

Algunos candidatos, tales como Aurelijus Veryga (Agricultores-Verdes) y Dainius Zalimas (Partido de la Libertad, liberal) se van a presentar tanto a las elecciones presidenciales como a las del Parlamento Europeo.

Varios candidatos al PE son miembros prominentes del Seimas (parlamento) de Lituania. Entre ellos se encuentran Eugenijus Gentvilas, que encabezará la lista del Movimiento de los Liberales (conservador-liberal); Radvilé Morkunaité-Mikuléniené, que es actualmente la miembro más antigua de la Unión de la Patria; y Paulius Saudargas, el vicepresidente del Parlamento. 

Pero la candidata que más atención pública suscita es la líder socialdemócrata y actual eurodiputada Vilija Blinkerviciuté. Su decisión de no presentarse a las presidenciales se esperó hasta el último momento. En lugar de ello, buscará la reelección para el PE.
Este artículo forma parte de un proyecto colaborativo de Voces de Europa, en el que participan 27 agrupaciones de medios de comunicación en línea de toda la UE y que coordina Voxeurop.
👉 Artículo original en Delfi

Tags

¿Eres un medio de comunicación, una empresa o una organización? Consulta nuestros servicios editoriales y de traducción multilingüe.

Apoya el periodismo europeo independiente

La democracia europea necesita prensa independiente. Voxeurop te necesita a ti. ¡Únete a nosotros!

Sobre el mismo tema