Ideas Madeleina Kay sobre el Brexit desde el Reino Unido

“Entre el Brexit y la covid-19, me siento atrapada en esta isla”

Madeleina Kay, una artista británica y activista proeuropea también conocida como EU-Supergirl, nos cuenta que se siente a la vez horrorizada y preocupada ante la manera en la que el gobierno británico ha manejado la pandemia de covid-19 y las actuales negociaciones del Brexit. Madeleina había hecho campaña sin descanso contra el sumamente perjudicial voto a favor del Brexit, y ahora se siente impotente, atrapada y extremadamente preocupada por el futuro de su país.

Publicado en 7 diciembre 2020 a las 18:48

Tras tres años y medio de estancamiento político, drama y caos en el Reino Unido, el Brexit finalmente se “materializó” el 31 de enero de 2020. Boris Johnson apenas ganó el 43,6% del voto popular, sin embargo, según el sistema británico de escrutinio mayoritario uninominal, esto bastaba para declarar una victoria contundente, lo que permitió la aprobación de su acuerdo y “terminar el Brexit” (“Get Brexit Done”). Este lema, concebido meticulosamente por los astutos consejeros políticos de Johnson, le ayudó a ganar el voto de los británicos que ya estaban hartos y frustrados por el eterno y tedioso Brexit.

Sin embargo, el timo más grande de esta promesa electoral es que ya ha transcurrido un año pero el Brexit aún está lejos de acabarse y su verdadero impacto no comenzará a sentirse hasta después del 31 de diciembre, cuando el periodo de transición finalice. Muchos de aquellos que votaron inconscientemente por el Brexit no entenderán realmente las consecuencias de la salida de la UE hasta que vivan en carne propia las innecesarias complicaciones burocráticas y los costes financieros.

Como persona joven que votó por permanecer en la UE, al igual que un 80% de la gente de mi edad, no solo me preocupan los costes financieros, sociales, políticos y ambientales, sino también las oportunidades perdidas: un financiamiento y libertades que se les concedieron a británicos de más edad que votaron para quitarles esos derechos y privilegios a las jóvenes generaciones. ERASMUS+ es el programa más popular de la UE. Esto lo he visto con mis propios ojos al compartir mi “Cartel de 24 razones para quedarse”. La razón que recibe más “me gusta” es ERASMUS+, y muchos de mis seguidores comparten en los comentarios historias personales de experiencias de desarrollo que solo fueron posibles gracias al financiamiento de la UE.

Como hija de dos profesores universitarios, estoy muy consciente del impacto que el Brexit tendrá en las instituciones educativas británicas más prestigiosas del mundo. Después de todo, las investigaciones académicas dependen del intercambio de conocimientos entre fronteras. Ahora los financiamientos se están retirando, las asociaciones transnacionales están quebrantadas, el personal de la Unión Europea se está yendo y han disminuido las solicitudes de estudiantes europeos. También, en mi caso personal, estoy preocupada por la pérdida de la financiación de las artes, y de oportunidades para colaboraciones culturales internacionales. De hecho, hace poco tuve una experiencia un poco irónica. Pregunté sobre una residencia artística en Berlín con el tema “Voces de la migración” y me dijeron que solo estaba abierta para artistas de la UE y del EEE.

Recibe lo mejor del periodismo europeo en tu correo electrónico todos los jueves

Junto con millones de partidarios del Remain [permanecer], hice lo mejor que pude para evitar una tragedia política durante la ventana de oportunid…

¿Eres un medio de comunicación, una empresa o una organización? Consulta nuestros servicios editoriales y de traducción multilingüe.

Apoya el periodismo europeo independiente

La democracia europea necesita prensa independiente. Voxeurop te necesita a ti. ¡Únete a nosotros!

Sobre el mismo tema