Atención a los “Men in Black”

Publicado en 5 junio 2012 a las 10:49

“La célebre prima de riesgo tiene unos parientes en Bruselas que viven con una maleta hecha detrás de la puerta. Si la cousine se recalienta demasiado en algún país, por efecto de la fricción financiera, agarran el equipaje, toman un avión y acuden a rescatarla”, escribe el columnista Ignacio Camacho en ABC, con relación a los funcionarios que la Comisión Europea envía a los países que, como Irlanda, Grecia o Portugal, están sometidos a un plan de rescate. Una hipótesis que el Gobierno español rechaza de momento, mientras el país sufre una grave crisis bancaria. Para Camacho,

Lo llaman rescate pero en realidad se trata de un secuestro; se apoderan de la soberanía de la nación afectada y le implantan un tratamiento de choque hasta que la dichosa prima se relaja. Son los hombres de negro, Men in Black, los enviados volantes de la temida troika comunitaria, los comisarios que Merkel manda a imponer su hermética disciplina presupuestaria. Una brigada sin piedad cuya presencia siembra el pánico en los gobiernos cuando las cosas se ponen como se están poniendo en España.

Los primos de la prima son los que hacen que la posibilidad del rescate —nunca se trata de una opción, aunque lo parezca formalmente— resulte por completo desaconsejable. En teoría podría ser una razonable solución de emergencia en caso de bloqueo: gente alejada de los conflictos de intereses domésticos, capaz de aplicar medidas tajantes sin hipotecas políticas o electorales. Tipos que no titubearían ante las zarandajas de nuestras autonomías ni se dejarían afectar por la filiación de los directivos de las cajas quebradas. Fríos profesionales de la limpieza como aquel señor Lobo de las películas de Tarantino. Tal vez lo que se necesite en un país colapsado por el fracaso institucional y una madeja de enredos acumulados. Pero su manual de actuación es implacable y gélido, refractario a matices, y se guía por una lógica meramente contable. Empiezan por las pensiones y el subsidio de desempleo, siguen por los impuestos y los salarios públicos y acaban por vender todo el patrimonio susceptible de ser comprado.

Cuando terminan la misión dejan la economía para los rastrojos y la política arrasada, y se van con la prima del brazo sacudiéndose el polvo de los zapatos. Tal vez puedan sanear una nación hundida, pero si existe alguna posibilidad de recuperación la entierran bajo los escombros. […] Si los hombres de negro aterrizan en Madrid España quedará durante años en el fondo de un pozo de desconfianza y todo lo hecho hasta ahora no serviría de nada. La consigna de Rajoy es aguantar, ganar tiempo, amarrarse al palo mayor a ver si amaina la tormenta; a dos semanas de las cruciales elecciones griegas no tiene sentido rendirse por grave que se haya puesto el panorama. Es una cuestión de resistencia a la presión: la incógnita consiste en cuánto tiempo puede pasar así sin que los men in black despeguen con las tijeras de podar en su siniestro equipaje.

Suscríbase al boletín de Voxeurop en Español

¿Te ha gustado este artículo? Nos alegra mucho. Se encuentra disponible para todos nuestros lectores, ya que consideramos que el derecho a la información libre e independiente es esencial para la democracia. No obstante, este derecho no está garantizado para siempre, y la independencia tiene su precio. Necesitamos tu apoyo para seguir publicando nuestras noticias independientes y multilingües para todos los europeos. ¡Descubre nuestras ofertas de suscripción y sus ventajas exclusivas y hazte miembro de nuestra comunidad desde ahora!

¿Eres un medio de comunicación, una empresa o una organización? Consulta nuestros servicios editoriales y de traducción multilingüe.

Apoya el periodismo europeo independiente

La democracia europea necesita prensa independiente. Voxeurop te necesita a ti. ¡Únete a nosotros!

Sobre el mismo tema