Noticias La extrema derecha en Europa / 2
Los líderes de FN Marine Le Pen, su padre Jean-Marie y Bruno Gollnisch la tarde de la segunda vuelta de las elecciones, el 21 de marzo de 2010 (AFP)

El Frente Nacional triunfa en el norte

El partido de Jean-Marie Le Pen ha sorprendido en las elecciones regionales francesas celebradas del 21 al 28 de marzo, al lograr un 20% de los votos en varias regiones. En las zonas rurales de Nord-Pas-de-Calais, su hija Marine ha llegado incluso a obtener el 22% de los votos, gracias a un discurso centrado en la defensa de los agricultores contra la política agrícola de la Unión.

Publicado en 23 marzo 2010 a las 16:04
Los líderes de FN Marine Le Pen, su padre Jean-Marie y Bruno Gollnisch la tarde de la segunda vuelta de las elecciones, el 21 de marzo de 2010 (AFP)

En la pequeña alcaldía de Lisbourg (Pas-de-Calais), los resultados se publican en la puerta acristalada. Con un censo de 509 electores, Marine Le Pen va en cabeza, con un 37,05 % de los votos escrutados. Son veinte puntos de ventaja con respecto a las regionales de 2004. Valérie Létard, cabeza de lista de la UMP [Unión para un Movimiento Popular, el partido que ocupa el poder en Francia], llega al 32,87 % y pierde 13 puntos. Nunca se ha visto algo semejante en este pueblo del Ternois, una tierra de producción lechera, verde y llena de montañas. Aquí ser del UMP es como ser agricultor, es decir, es algo que pasa de padres a hijos. Willy Gallet, adjunto en la alcaldía y encargado de los festejos, no da crédito. "Nunca he visto un resultado parecido, con 133 votos". Es cierto que en la lista del FN, había un "lugareño", como lo calificó la dueña del café Mimi. El domingo por la tarde fue elegido además consejero regional."Olivier Delbé era del UMP", suspira Willy Gallet. "Y hace un mes nos enteramos por la prensa de que se presentaba en la lista del Frente Nacional".

"Le Pen tiene razón cuando dice que hay que ser primero francés antes que europeo"

Otros pueblos cercanos también observan el mismo éxito del FN. Beaumetz-lès-Aire, con un 39 %, Fléchin con un 32 %. Willy Gallet afirma: "No han votado a la persona, han votado por el descontento existente". Olivier Delbé no ha hecho campaña apoyándose en los temas tradicionales del FN: "Aquí no hay inmigración, ni tampoco delincuencia, aquí se dejan las puertas de las casas abiertas", señala Bruno, un agricultor forzudo, sentado ante el mantel plastificado del comedor de la granja familiar. No, el problema es otro: Ternois es una tierra de producción lechera y la bajada de la cotización ha arruinado a muchas personas del lugar.

Bruno consigue que su explotación de 50 hectáreas subsista con ayuda de sus padres. Va a dejar de producir leche en ocho días: si se somete a las normas de la Unión Europea se endeudaría demasiado. Prefiere concentrarse en la cría del ganado para carne, tanto ovino como bovino. "Que se pongan manos a la obra"."Le Pen tiene razón cuando dice que hay que ser primero francés antes que ser europeo. Votamos que no a la Constitución Europea y luego se ha convertido en un sí. Y por eso estamos tan disgustados", afirma. Critica la política de Sarkozy, "los que nos dicen que vamos a tener ayudas y al final no nos dan créditos. Los políticos tendrían que ponerse manos a la obra y venir a la granja de verdad, no a la de la televisión".

Recibe lo mejor del periodismo europeo en tu correo electrónico todos los jueves

Una lección a Sarkozy

Marine Le Pen llegó a Lisbourg para dar una conferencia de prensa junto a su candidato local. Volvió a insistir en el apoyo en las dos vueltas. "El Frente Nacional ha realizado una buena campaña", reconocía Willy Gallet. Djamel Mermat, universitario especialista en el FN y que se infiltró en el partido en Hénin-Beaumont en 2008, reconoce la influencia de la hija de Le Pen. "Ha obtenido 70.000 votos en la región de Nord-Pas-de-Calais en las dos vueltas. Recoge los frutos de su método, difundido mucho más allá de Hénin-Beaumont: la presencia sobre el terreno, no solo en las localidades principales, y un discurso lleno de eufemismos". "Eso no nos interesa". La mecánica de Le Pen echa brotes por todo el territorio, echando una mano a los candidatos del FN en las pequeñas comunas repartiendo octavillas, por ejemplo. Se trata un juego ganador de uso interno. "Por más que Jean-Marie Le Pen promocione a su hija, necesita el apoyo de los militantes. Ella ofrece profesionalidad y espera a cambio los votos en el partido", explica Djamel Mermat.

En la granja de Bruno, su madre Jeanne-Marie, también considera "normal" el resultado de Le Pen, aunque señale en el motón del correo recibido los sobres de profesiones de fe aún sellados. "Mire, no nos interesa". Se lamenta de que hoy "un granjero no pueda mantener a su mujer. Hace veinte años, teníamos quince hectáreas y podíamos comprar tierras". Bruno afirma: "Ahora hay quien tiene 200 hectáreas y la mujer se ve obligada a trabajar también. Conozco a un agricultor que estaba endeudado hasta un 105 % en doce años y aún debe trabajar dos años para nada, para poder pagarlo. Desde hace diez años le mantiene su mujer". Y en voz baja añade: "Sarkozy no piensa en nosotros y había que darle una lección".

El Frente Nacional

Extremista y familiar

Fundado en 1972 por Jean-Marie Le Pen, de 81 años de edad- su único presidente hasta hoy- el Frente Nacionales un partido que proviene de la derecha nacional, populista, soberanista y hasta fascista, según la opinión de algunos politólogos. Al principio de carácter marginal, el FN comenzó a despegar electoralmente a mediados de los años 80, llegando a representar entre el 11 y el 18% del electorado en ámbito nacional y hasta el 30% en algunas ciudades, especialmente en el Mediodía y en Alsacia, gracias a su discurso contrario a la inmigración y a su dicho «todos podridos». Su decadencia, a partir de 2007, parece haber durado poco, y el debate sobre la identidad nacional abierto por el gobierno en 2009 parece haber puesto sobre la mesa sus propuestas. Aprovechando su éxito en las elecciones regionales del 21 de marzo, Marine Le Pen, vice-presidente del partido e hija de Jean-Marie podría imponerse como la líder natural del partido, que dispone de tres diputados en el Parlamento Europeo: Bruno Gollnisch, y los Le Pen, padre e hija.

¿Te ha gustado este artículo? Nos alegra mucho. Se encuentra disponible para todos nuestros lectores, ya que consideramos que el derecho a la información libre e independiente es esencial para la democracia. No obstante, este derecho no está garantizado para siempre, y la independencia tiene su precio. Necesitamos tu apoyo para seguir publicando nuestras noticias independientes y multilingües para todos los europeos. ¡Descubre nuestras ofertas de suscripción y sus ventajas exclusivas y hazte miembro de nuestra comunidad desde ahora!

¿Eres un medio de comunicación, una empresa o una organización? Consulta nuestros servicios editoriales y de traducción multilingüe.

Apoya el periodismo europeo independiente

La democracia europea necesita prensa independiente. Voxeurop te necesita a ti. ¡Únete a nosotros!

Sobre el mismo tema