Empujón de Europa a la libertad y al derecho a la información 

Estas últimas semanas, si bien no han sido extraordinarias, al menos han sido positivas para la libertad de prensa en Europa, ya que, la adopción en el ámbito de la UE de dos medidas duramente debatidas va a delimitar nuevos marcos en los próximos años, en un contexto económico, social y político bastante sombrío.

Publicado en 21 diciembre 2023 a las 09:55

Hace unos días, estando en la mesa hablando sobre las distintas profesiones, mi hija adolescente me dijo, un tanto decepcionada: “Papá, eres inteligente, sabes muchas cosas… y, sin embargo, eres periodista”. Una vez superados el desconcierto y la sorpresa, volví a repetir la cantinela habitual de la importancia del periodismo para la democracia y para que los ciudadanos puedan tomar decisiones responsables e informadas, aunque no llegué a convencerla del todo. Obviamente, es adolescente y su compromiso con la sociedad aún está en fase embrionaria, pero su comentario me hizo reflexionar sobre la percepción que tienen los jóvenes (y los no tan jóvenes) del periodismo y de su función clave, así como sobre lo que hace poco afirmaba la galardonada con el Nobel de la Paz Oleksandra Matviïtchouk en un comunicado con ocasión de la entrega de premios de Reporteros Sin Fronteras (RSF) por la libertad de la prensa, cubierta y traducida por Voxeurop: “Muchas personas, incluso en las democracias desarrolladas, no son conscientes de la importancia de la libertad de prensa”.

Esta tendencia se confirma en los últimos informes de RSF, que denuncian una “erosión” de la libertad de prensa en Europa, con enormes disparidades entre los países que se deben sobre todo a la violencia y a las medidas liberticidas hacia los periodistas cuyo fin es poner trabas a su actividad. 

Esto se refleja en la actitud de una opinión pública polarizada (aunque no tanto como se pueda temer, como señala Caroline de Gruyter en EUobserver) y de la que una parte dio muestras de una hostilidad sin precedentes durante la pandemia de la Covid-19. Los medios de comunicación, equiparados a las élites vilipendiadas de los populistas, figuran también entre los objetivos favoritos de los autócratas. En cuanto a los que realizan investigaciones, son objeto de procesos-mordaza con el fin de intimidarlos: los denominados SLAPP (demandas estratégicas contra la participación pública) en la jerga normativa, tal y como lo explican los juristas Francesca Carrington y Justin Borg-Barthet en The Conversation.

La UE se ha comprometido desde hace varios años con la defensa de la libertad de prensa, si bien ha sido de las últimas en hacerlo entre las instituciones internacionales y siguiendo la estela del Consejo Europeo (pues es una de sus misiones). Lo hace bajo el prisma de programas de ayuda financiera a proyectos de medios de comunicación (como la red European Data Journalism Network de la que forma parte Voxeurop) y de normativas del sector. Por ello es responsable de una propuesta de directiva contra las demandas SLAPP y, más recientemente, la ley de libertad de los medios de comunicación o Media Freedom Act (MFA), cuyo objetivo es reforzar la independencia editorial de las redacciones, evitar las interferencias políticas y económicas y limitar los riesgos derivados de la concentración de los medios.


Recibe lo mejor del periodismo europeo en tu correo electrónico todos los jueves

Si bien estas dos medidas tienen el mérito de ofrecer una protección adicional a los periodistas y a la libertad de prensa, también sufren las taras habituales de los compromisos derivados de largas negociaciones entre las instituciones de la UE y los Estados miembros. Por ello, la versión de la directiva contra las SLAPP aprobada por estos últimos a finales de noviembre de 2023 se considera “considerablemente edulcorada” y que “no llega a lograr el objetivo inicial, es decir, proteger a los periodistas y el derecho a la información en la UE”, según varias organizaciones europeas de defensa de los periodistas. 

En cuanto a la ley MFA, los Estados miembros y el Parlamento Europeo han llegado a un acuerdo sobre el texto definitivo el 15 de diciembre. Dicho texto, que RFS considera “prometedor”, es resultado de un largo pulso en el que las organizaciones de defensa de la libertad de prensa han desempeñado una función esencial ante Gobiernos reticentes a renunciar a sus prerrogativas. Las revelaciones de Disclose, Investigate Europe y Follow the Money sobre la voluntad de varios países (entre ellos Francia, Hungría, Italia, Finlandia, Grecia, Chipre, Malta y Suecia) de “torpedear” la ley MFA “militando activamente para autorizar la supervisión de los periodistas en nombre de ‘la seguridad nacional’”, probablemente no son una casualidad, lo que confirma la utilidad del periodismo de investigación.


Léase también

Al 85 % de las personas les preocupa la desinformación en línea, según una encuesta mundial

Jon Henley | The Guardian | 7 de noviembre | EN

“A más del 85 % de las personas les preocupa el impacto de la desinformación en línea y el 87 % creen que ya ha perjudicado a la política de su país, según una encuesta mundial”. La desinformación afecta a varios ámbitos, incluidos la política, la salud y la información general, lo que suscita temor en cuanto a su capacidad para manipular las opiniones e influir en las decisiones individuales, tal y como expone Jon Henley, que constata que los participantes de la encuesta expresan la necesidad de acciones más firmes para contrarrestar esta tendencia, apelando a una mayor responsabilidad de las empresas tecnológicas, los medios de comunicación y los Gobiernos para regular y filtrar las informaciones falsas. 

De Bolloré a Kretinsky: la extraordinaria influencia de los grandes capitalistas franceses

Hervé Nathan | Alternatives Economiques | 20 de noviembre | FR

Magnates como Vincent Bolloré y Daniel Kretínský adquieren un poder cada vez mayor en distintos sectores económicos que van desde la industria a la prensa, es decir, una concentración de influencia que afecta a la esfera mediática y política en Francia y más allá. En concreto, Vincent Bolloré controla un amplio imperio mediático a través de Vivendi, con lo que influye también en medios franceses e internacionales. Del mismo modo, Daniel Kretínský ha aumentado recientemente su influencia al invertir en varios sectores económicos y medios de comunicación en Francia.

La nueva ley sobre la “protección de la soberanía” no debe intimidar a los medios independientes

VSquare | 13 de diciembre | EN

Si bien la ley sobre la "protección de la soberanía" que se ha aprobado hace poco en Hungría no regula expresamente el funcionamiento de las empresas de medios de comunicación, es susceptible de restringir en gran medida la libertad de prensa, pudiendo hacer difícil o incluso imposible el trabajo de las redacciones, los periodistas y las empresas de medios independientes, tal y como denuncian varios medios húngaros en esta declaración conjunta.

La Unesco publica una serie de líneas directrices sobre la regulación de las redes sociales 

Zeynep Yirmibeşoğlu | Netzpolitik | 29 de noviembre | DE

La organización cultural mundial habla ya de una "crisis de la información" y quiere solventarla con directivas sobre la gobernanza de las plataformas digitales. Tras un largo proceso de consulta con más de 10 000 contribuciones de 134 países, ha publicado siete principios, entre los cuales se incluyen los siguientes: la obligación de respetar escrupulosamente la Carta Internacional de los Derechos Humanos y comprobar de forma habitual su respeto; el nombramiento de autoridades normativas independientes y transparentes cuyo fin sea cooperar estrechamente entre sí; la moderación de contenidos en todas las regiones y todos los idiomas; la transparencia de los algoritmos y la adopción de medidas de protección reforzadas en periodos sensibles como durante elecciones y crisis.

En colaboración con Display Europe, cofinanciado por la Unión Europea. No obstante, los puntos de vista y opiniones expresados son exclusivamente los del autor o autores y no reflejan necesariamente los de la Unión Europea ni los de la Dirección General de Redes, Contenidos y Tecnología de las Comunicaciones. Ni la Unión Europea ni la autoridad otorgante pueden ser consideradas responsables de las mismas.
ECF, Display Europe, European Union logos

¿Te ha gustado este artículo? Nos alegra mucho. Se encuentra disponible para todos nuestros lectores, ya que consideramos que el derecho a la información libre e independiente es esencial para la democracia. No obstante, este derecho no está garantizado para siempre, y la independencia tiene su precio. Necesitamos tu apoyo para seguir publicando nuestras noticias independientes y multilingües para todos los europeos. ¡Descubre nuestras ofertas de suscripción y sus ventajas exclusivas y hazte miembro de nuestra comunidad desde ahora!

¿Eres un medio de comunicación, una empresa o una organización? Consulta nuestros servicios editoriales y de traducción multilingüe.

Apoya el periodismo europeo independiente

La democracia europea necesita prensa independiente. Voxeurop te necesita a ti. ¡Únete a nosotros!

Sobre el mismo tema