Ideas Deriva autoritaria en Hungría

Europa debe encontrar el antídoto para la última toma de poder de Viktor Orbán

Por iniciativa de nuestros socios Civico Europa, figuras políticas y culturales de todo el continente piden a las instituciones y a los ciudadanos de la UE que tomen medidas contra la última toma de poder del Primer Ministro húngaro, promulgada con el pretexto de combatir la epidemia de coronavirus.

Publicado en 20 abril 2020 a las 13:03

Los europeos tenemos que luchar contra dos virus, simultáneamente y con la misma vehemencia: El Covid-19, que ataca nuestros cuerpos, y otra infección que ataca nuestros ideales y democracias.
El 30 de marzo de 2020, Orbán instauró un estado de emergencia indefinido en Hungría. Suspendió el Parlamento nacional por un período de tiempo ilimitado, lo que permite a su Gobierno gobernar por decreto, sin ayuda ni control, erosionando aún más las funciones del poder judicial y de los medios de comunicación.
Esta concentración de poder no tiene precedentes en la Unión Europea. No sirve a la lucha contra la Covid-19 ni a sus consecuencias económicas, sino que abre la puerta a todo tipo de abusos, con los bienes públicos y privados ahora a merced de un ejecutivo que en gran medida no rinde cuentas. Es la culminación de los 10 años de deriva de Hungría hacia el autoritarismo, y es peligroso.
Hemos observado con gran preocupación que el primer ministro Viktor Orbán ha embarcado a su país en un camino que se apartaba de las normas y valores europeos durante el último decenio. Este abuso de poder en respuesta a la Covid-19 es sólo un nuevo y alarmante capítulo en un largo proceso de retroceso democrático.
Aunque reconocemos que, en el momento de su elección en 2010, Orbán recibió un importante apoyo electoral, todas sus reformas políticas desde entonces han obstaculizado la democracia húngara, socavado el Estado de derecho, generando repetidamente tensiones con la Unión Europea.
Es cierto que, desde 2010, Orbán ha recuperado en dos ocasiones la mayoría electoral en el Parlamento, pero estos resultados dependían cada vez más de una distorsión de las estructuras constitucionales y del control gubernamental directo sobre una parte cada vez mayor de los medios de comunicación tanto públicos como privados. La oposición política, el diálogo social y la libertad de expresión han sido cada vez más silenciados, y varias universidades, centros culturales, grupos empresariales y organizaciones de la sociedad civil han sufrido la acción del Gobierno autoritario de Orbán.
El Parlamento Europeo ha analizado y condenado en dos ocasiones esta deriva antidemocrática con los informes Tavares y Sargentini en 2013 y 2018 respectivamente.
Ahora que la deriva se ha materializado en la suspensión de la democracia parlamentaria húngara, la inacción no es una opción. La Unión corre el riesgo de desacreditar todos sus esfuerzos por fomentar los procesos democráticos, el Estado de derecho, la transparencia, la solidaridad y el diálogo social no sólo en todos los Estados miembros sino también entre los países candidatos.
Para hacer frente a esta pandemia que define a las generaciones, todos los países de la UE deben adoptar medidas difíciles que, en cierta medida, limitan los derechos civiles de sus ciudadanos. Sin embargo, estas medidas deben seguir siendo proporcionadas y justificadas, y de carácter temporal.
Suspender el Parlamento, como se hizo en Hungría, es una grave violación de los Tratados de la UE, de la Carta de Derechos Fundamentales y del Convenio Europeo de Derechos Humanos.
Por ello, denunciar y sancionar el ataque de Orbán a la democracia es hoy más crucial que nunca.
Por consiguiente, hacemos un llamamiento a todas las partes interesadas – instituciones europeas, instituciones nacionales, ciudadanos, sociedad civil y medios de comunicación – para que estén lo más vigilantes posible. Ha llegado el momento de una amplia movilización y de una acción colectiva.
Hacemos un llamamiento a los medios de comunicación nacionales para que dediquen segmentos de noticias a la situación húngara, diariamente si es necesario. También les pedimos que concedan a los ciudadanos húngaros, como ciudadanos europeos, acceso libre a su contenido como fuente de información plural e independiente.
Pedimos a la Comisión, como guardiana de los Tratados, que reaccione urgentemente y adopte sanciones proporcionales a la gravedad de tan inaceptable violación de las normas y valores europeos (los "criterios de Copenhague").
La Covid-19 debe ser y será vencida gracias a los procesos democráticos, la acción transparente y la información pluralista. Es mediante la defensa de estos valores que movilizaremos a la población europea en general y aseguraremos que nuestro camino común hacia la recuperación goce de un amplio apoyo.
Por último, hacemos un llamamiento a todos los ciudadanos europeos para que consideren lo que está sucediendo en Hungría no como una externalidad sino como una amenaza fundamental para nuestro interés común.
Ha llegado el momento de que todos nos unamos en esta lucha. Lo que está en juego no es sólo nuestra salud, sino nuestros ideales compartidos, y la supervivencia de nuestra Unión y nuestras democracias.

Por iniciativa de los miembros de Civico Europa:
Lázló Andor (HU), Economista, ex miembro de la Comisión Europea; Guillaume Klossa (FR), Copresidente de Civico Europa, ex Director de la Unión Europea de Radiodifusión, ex sherpa del grupo de reflexión sobre el futuro de Europa (Consejo Europeo); Francesca Ratti (IT), Copresidente de Civico Europa, ex Secretaria General Adjunta del Parlamento Europeo; Guy Verhofstadt (BE), diputado europeo, ex Primer Ministro

Con los colaboradores de Civico Europa:
Gian-Paolo Accardo (IT), Editor in chief of Voxeurop; Brando Benefei (IT), MEP; Carl Bildt (SE), former Prime Minister; Andras Bozoki (HU), Professor, former Minister of Culture; Jean-Pierre Bourguignon (FR), mathematician, former President of the European Research ; Saskia Bricmont (BE), MP; Franziska Brantner (DE), MP, former MEP; Philippe de Buck (BE), former DG Business Europe; Jasmina Cibic (SLO), Artist; Tremeur Denigot (FR), Director of communications CIVICO Europa; Mladen Dolar (SLO), Philosopher; Paul Dujardin (BE), BOZAR Director General; Pascal Durand (FR), MEP; Uffe Ellemann-Jensen (DK), former Minister of Foreign Affairs; Michele Fiorillo (IT), Philosopher, Responsible for civic movements network CIVICO Europa; Cynthia Fleury (FR), Philosopher, Psychoanalyst; Markus Gabriel (DE), Philosopher; Sandro Gozi (IT), MEP, President of the European Federalist Union, former Secretary of State for European Affairs; Ulrike Guerot (DE), Political scientist; David Harley (UK), Writer, former Deputy Secretary General of the European Parliament; Gábor Hórvat (HU), Journalist; Srecko Horvat (HR); PhilosopherDanuta Hübner (PL), MEP, former Member of the European Commission; Tvrtko Jakovina (HR), Historian; Miljenko Jergovic (HR), writer and journalist; Jean-Claude Juncker (LU), former Prime Minister, former President of the European Commission; Jyrki Katainen (FI), former Prime Minister, former Vice-president of the European Commission; Aleksander Kwasniewski (PL), former President of the Republic; Christophe Leclercq (FR), Founder Euractiv; Christian Leffler (SE), former Deputy Secretary General of the European External Action Service; Sándor Léderer (HU), Co-founder and Director of K-Monitor; Bernard-Henri Lévy (FR), Philosopher; Sven-Otto Littorin (SE),Sven Otto Littorin (SE), former Minister of Employment; Henri Malosse (FR), 30th President of the European Economic and social Committee; Joelle Milquet (BE), former special Adviser of the President of the European Commission, former Deputy Prime Minister; Alexandra Mitsotaki (GR), President of the World Human Forum; Carlos Moedas (PT), former Member of the European Commission; John Monks (UK), Member of the House of Lords, former Secretary general of the European Trade Union Conference; Jonathan Moskovic (BE), Adviser in democratic innovation; Niklas Nordstrom (SE), former Mayor of Lulea and former Chairman of Business Sweden; Stojan Pelko (SLO), former State Secretary for culture; Rosen Plevneliev (BU), former President of the Republic; Magali Plovie (BE), President of the French-speaking Brussels Parliament; Miguel Poiares Maduro (PT), former Minister for Regional Development; Wojciech Przybilski, Editor of Visegrad Insight (PL); Vesna Pusic (HR), Sociologist, MP, former Deputy Prime Minister and former Minister of Foreign Affairs; Nina Rawal (SE), Entrepreneur; Michel Reimon (AT), former MEP; Maria Joao Rodrigues (PT), former Minister, former MEP, President of the Foundation for European Progressive Studies (FEPS); Petre Roman (RO), former Prime Minister; Taavi Roivas (EE), former Prime Minister; Lavinia Sandru (RO), Journalist; Fernand Savater (ES), Philosopher; Roberto Saviano (IT), Writer, journalist; Seid Serdarević (HR) publisher, Fraktura; Majda Sirca (SLO), former Minister for Culture; Denis Simonneau (FR), President of EuropaNova; Claus Sorensen (DK), former Director General at the European Commission; Gesine Schwan (DE), former Dean of the Frankfurt Viadrina University, former candidate to presidency of the Federal German Republic; Vladimir Spidla (CZ), former Prime Minister, former Member of the European Commission; Farid Tabarki (ND), Journalist, producer; Rui Tavares (PT), Writer, historian, former MEP; Zeljko Trkanec (HR), Editor in Chief Euractvi.hr; Monika Vana (AT), MEP; Alvaro de Vasconcelos (PT), former Director of the European Union Security Institute; Cedric Villani (FR), Fields Medal, MP; Pietro Vimont (FR), Cofounder of CIVICO Europa; Margot Wallstrom (SE), former vice-president of the European Commission; Sasha Waltz & Jochen Sanding (DE), respectively Choreographer and Director of the Sasha Waltz Company; Josef Weidenholzer (AT), Professor, former MEP; Marlene Wind (DK), Professor, writer; Slavoj Zizek (SLO), Philosopher; Alenka Zupancic (SLO), Philosopher.

¿Eres un medio de comunicación, una empresa o una organización? Consulta nuestros servicios editoriales y de traducción multilingüe.

Apoya el periodismo europeo independiente

La democracia europea necesita prensa independiente. Voxeurop te necesita a ti. ¡Únete a nosotros!

Sobre el mismo tema