Islandia y los Balcanes: ¿dos varas de medida?

El entusiasmo con el que los Veintisiete han acogido la solicitud de adhesión de Reikiavik a la Unión contrasta con la prudencia, e incluso la hostilidad, que muestran respecto a las repúblicas ex yugoslavas y Turquía. Pero la UE no se puede permitir dar la impresión de privilegiar a unos candidatos sobre otros.

Publicado en 31 julio 2009 a las 16:49
Belgrado, mayo de 2008. En la tarde de la victoria de la coalición proeuropea en las elecciones legislativas. (AFP).

Ricardo Martínez de Retuerto analiza las diferentes velocidades con las que se está llevando a cabo la adhesión de los diversos candidatos para entrar en la UE, subrayando la «meteórica rapidez» con la que se ha abordado elproceso de adhesión de Islandia, que puede provocar un «error político» y » la incómoda sensación de haber quedado en evidencia ante los balcánicos, frustrados en una espera de incierto final ante la misma puerta».

Y es que algunas repúblicas de la ex Yugoslavia comenzaron las negociaciones para entrar en el privilegiado club de la UE hace ya algunos años. Pero parece que las diferencias son marcadas; así lo resume el politólogo Daniel Korski: «Islandia hace tiempo que debía estar en la UE; los otros están todavía buscando su identidad».

¿Eres un medio de comunicación, una empresa o una organización? Consulta nuestros servicios editoriales y de traducción multilingüe.

Apoya el periodismo europeo independiente

La democracia europea necesita prensa independiente. Voxeurop te necesita a ti. ¡Únete a nosotros!

Sobre el mismo tema