La afortunada realeza europea

Aunque las familias reales europeas reciben cada año más dinero público, es sorprendente que se mantenga en secreto el estado de sus fortunas. Según expone Rzeczpospolita, la cuestión vuelve a ser actualidad tras la polémica surgida recientemente por las revelaciones sobre el patrimonio del rey belga.

Publicado en 31 marzo 2010 a las 13:43

"Todos los años estudio a las familias reales de ocho países: Reino Unido, Países Bajos, Dinamarca, Bélgica, España, Suecia, Luxemburgo y Noruega. Y cada año reciben más dinero público", asegura Herman Matthijs de la Universidad Libre de Bruselas. Sus últimas investigaciones demuestran que la más costosa es la monarquía británica, que se embolsa anualmente alrededor de 49 millones de euros del Tesoro británico. El segundo lugar lo ocupa la familia real neerlandesa, con una suma de 40 millones de euros. En lo que respecta a las casas reales de Españay de Luxemburgose quedan muy por detrás, pues se contentan con alrededor de 9 millones de euros. Los comentaristas explican que, sin los fondos públicos, las familias reales no podrían hacer frente a los gastos de seguridad, de mantenimiento de los palacios y de viajes al extranjero. ¿Es cierto? Es imposible saberlo, ya que el secreto que rodea a las grandes fortunas de los monarcas está bien a salvo. Ninguno de ellos está dispuesto a revelar el estado de su patrimonio. Y según explica Herman Matthijs, las únicas dos familias reales que gestionan de forma transparente los fondos recibidos del Estado son la británica y la neerlandesa.

La fortuna del rey de Bélgica, "pura fantasía"

Por ello se ha generado una gran controversia en Bélgica tras la publicación del libro "Het verloren geld van de Coburgs",[El dinero perdido de los Coburgo], que revela que la fortuna real sería cien veces superior a la declarada de forma oficial. El portavoz del rey Alberto II declaró en 2007 que la mayor parte del patrimonio del monarca está constituido por una propiedad en el sur de Francia y 12 millones de euros. Pero Thierry Debels, autor del polémico libro, afirma que el rey posee también acciones cuyo valor estimado asciende a mil millones de euros y otras riquezas que sus ancestros habían robado en la antigua colonia belga del Congo. El portavoz de la familia real replica que estas revelaciones son "pura fantasía".

Según datos no oficiales, la mayoría de las monarquías europeas disfruta de una excelente situación financiera. La familia real de Luxemburgo poseería alrededor de 5.000 millones de euros, principalmente en el sector inmobiliario. Tampoco le va mal económicamente a la familia neerlandesa, con la reina Beatriz, antes propietaria de un cuarto de las acciones de la compañía petrolera neerlandesa Royal Dutch/Shell. Por su parte, el rey Harald V de Noruega, emparentado con la familia real británica y dueño de numerosas propiedades en Gran Bretaña, heredó un patrimonio realmente impresionante.

Una reina muy "ahorradora"

Entre los más acaudalados también se encuentra la reina Isabel II, cuya fortuna se estima en 500 millones de euros. Un ciudadano normal podría considerar que la reina es rica, pero todos los palacios y otras propiedades, excepto dos en Escocia y en el condado de Norfolk, son de propiedad estatal. Y lo mismo ocurre con la colección de joyas de la reina. El dinero ni siquiera es suficiente para restaurar el palacio de Buckingham, que comienza a desplomarse, hasta el punto de que es peligroso bordearlo. A la princesa Ana estuvo a punto de caerle en la cabeza unas piedras que se desprendieron, tal y como reveló a Rzeczpospolita Judy Wade, especialista en la familia real en el tabloide Hello!. Judy Wade destaca que la reina sabe perfectamente que vive gracias a los contribuyentes y por ello es una persona muy ahorradora. Incluso hay quien la califica de tacaña. No se deshace de las prendas de vestir. Las que llevan los hijos pasan a los nietos. Cuando el príncipe Carlos tuvo la mala suerte de perder la correa de un perro en un paseo, la reina le obligó a buscarla en los jardines de palacio. También ha invertido en bolsa y es probable que haya perdido mucho en la crisis, comenta Judy Wade.

Según los expertos, los patrimonios reales y sobre todo los de carácter inmobiliario, sin duda han perdido valor con la crisis. Los ingresos de las familias reales, que probablemente se hayan reducido, deben hacer frente a los gastos de mantenimiento de los dominios reales, que siguen siendo los mismos. Hace unos meses, los suecos se sorprendieron al saber que el rey Carlos Gustavo XVI saca de las subvenciones agrícolas europeas hasta 190.000 euros al año para reflotar su economía. Isabel II también se beneficia de estas mismas subvenciones.

¿Eres un medio de comunicación, una empresa o una organización? Consulta nuestros servicios editoriales y de traducción multilingüe.

Apoya el periodismo europeo independiente

La democracia europea necesita prensa independiente. Voxeurop te necesita a ti. ¡Únete a nosotros!

Sobre el mismo tema