Ideas plan de recuperación post-covid

Por un New Deal cultural europeo

Aún hay tiempo para que los debates en los parlamentos nacionales sobre el plan de recuperación europeo incorporen una dimensión cultural al mismo. Es de vital importancia que se tomen medidas, ya que el mundo de la cultura ha sido uno de los sectores que más ha sufrido desde el comienzo de la pandemia.

Publicado en 25 marzo 2021 a las 11:40

Recientemente, el geopolítico estadounidense Joseph Nye recordó que una de las principales fuerzas del proyecto europeo era su cultura transnacional. Esta cultura común, que es evidente para cualquiera que mire a la Unión Europea desde fuera, a los ciudadanos de la Unión nos resulta cada vez más difícil tomar conciencia de ella y también tendemos a descuidarla. Esto socava nuestra capacidad de pensar e imaginarnos juntos en un momento en el que la unidad europea es más indispensable de lo que lo ha sido nunca. Una vez hayamos comprendido esto, podremos empezar a moldear nuestro destino y dejar de sufrirlo.

Es cierto que la creación de ministerios de cultura después de la Segunda Guerra Mundial, y especialmente en los últimos decenios, ha tendido a favorecer las características específicas de cada una de nuestras culturas, sin tener en cuenta nuestro patrimonio cultural común. Toda nueva institución quiere demostrar su utilidad, pero esta dinámica de ceguera puso de manifiesto lo que nos dividía en lugar de lo que nos unía.

A veces, incluso ha favorecido muy a su pesar a nacionalismos, populismos y corporativismos en detrimento de la creación con vocación universal que ha creado el genio de Europa. Es esta dinámica la que tenemos que romper. Otro enfoque podría haber sido valorar nuestras diversidades, así como nuestros puntos en común, y trabajar para poner cada una de nuestras particularidades en una perspectiva europea, algo que nadie mejor que el medievalista polaco Bronislaw Geremek sabe hacer. 

Durante su discurso sobre el estado de la Unión, la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, abrió una nueva perspectiva al esbozar el proyecto de una nueva Bauhaus europea. El gran reto es crear un nuevo espacio urbano público, fruto de una colaboración transdisciplinar en la encrucijada de la arquitectura, la cultura, las nuevas tecnologías y la ciudadanía, que también sea un acelerador de la transición ecológica y digital de nuestras ciudades. 

Suscríbase al boletín de Voxeurop en Español

La Bauhaus europea refleja una primera conciencia de las autoridades europeas de que el plan de recuperación no puede limitarse a una serie de inversiones por valor de decenas de miles de millones de euros presentadas durante «presentaciones de diapositivas» por consultores en traje. Al contrario, el plan europeo de recuperación debe formar parte de un verdadero movimiento social y cultural, capaz de ganarse los corazones y las mentes de nuestros ciudadanos. 

Esta capacidad de pasar de la razón a los sentimientos para unificar y luchar contra el populismo desenfrenado, Eleanor Roosevelt la entendió como una condición fundamental de apropiación del New Deal del presidente Roosevelt por parte de los ciudadanos estadounidenses. Gracias a la primera dama, el New Deal incluyó un poderoso componente cultural: el proyecto «Federal number one» promovió la cohesión de la Nación y creó las condiciones para hacer de los Estados Unidos de América una potencia cultural extraordinaria, mientras que, hasta entonces, la cultura europea era la que servía como referencia. Así, Estados Unidos ha sido capaz de desarrollar un poder débil que, nueve décadas después, sigue teniendo una dimensión fundamental de su poder

Ha llegado el momento de romper un tabú: la neutralidad identitaria. Esto último ha llevado a las instituciones europeas a descuidar las políticas culturales y a rechazar sistemáticamente cualquier dimensión simbólica, en favor de un pragmatismo carente de alma y emoción.

Hoy, mientras los parlamentos nacionales debaten el plan de recuperación europeo, todavía hay tiempo para que incorpore una verdadera dimensión cultural, un New Deal cultural europeo que forma parte de las tradiciones renacentistas europeas que vinculan el arte, la técnica y la tecnología. Esto es tanto más importante cuanto que el mundo de la cultura está con los sectores del transporte aéreo y el turismo, uno de los que más ha sufrido desde el comienzo de la pandemia. Más allá del tabú de un verdadero presupuesto europeo administrado por el gobierno federal, ha llegado el momento de romper un tabú aún más grande: la neutralidad identitaria. Esto último ha llevado a las instituciones europeas a descuidar las políticas culturales y a rechazar sistemáticamente cualquier dimensión simbólica, en favor de un pragmatismo carente de alma y emoción.

Hay tres condiciones para situar la cultura en el centro del proyecto europeo sin demora. En primer lugar, los agentes culturales deberían hacerse cargo de las iniciativas de la Comisión, como la nueva Bauhaus europea, los planes de acción para los medios de comunicación y la democracia, que tienen una fuerte dimensión cultural, así como del nuevo programa Europa Creativa, y ser una fuerza para proponer proyectos transnacionales.

Urge actuar: «reconstruir Europa, 2º panorama europeo de las industrias culturales y creativas» destaca el desastroso impacto de la COVID-19 en la sostenibilidad de un sector que hoy representa 7,6 millones de puestos de trabajo en toda la Unión, pero también la necesidad de inversiones europeas masivas para impulsar la creatividad de un mundo que se está reinventando.

En segundo lugar, que los Estados miembros den un lugar real a la cultura en su plan de recuperación y la conviertan en una prioridad de inversión efectiva a largo plazo, con el objetivo mínimo de destinar el 2 % de los recursos totales a la cultura, como propone la resolución del Parlamento Europeo. Finalmente, una dinámica más amplia inspirada en el «Federal Number one» y algunos proyectos como el «Writers' Project», que permitió emerger una cultura americana moderna basada en la diversidad de relatos, se está desarrollando a escala europea.

Desde esta perspectiva, nos parece que se está creando rápidamente una amplia asociación continental entre los sectores público y privado que reúne a las autoridades públicas, las universidades y las escuelas, las fundaciones, los medios de comunicación de servicio público y, en primer lugar, la Unión Europea de radiodifusión, los artistas, los principales mecenas y la sociedad civil. Este proyecto, que podría llamarse «Odiseo» para indicar su ambición, devolvería el arte y las personas al centro del proyecto europeo y daría a la Unión el aliento que le falta. 

Los firmatarios:

Lionel Baier, productor y director, director de cine en la Ecal, école cantonale d'Art de Lausanne

Jasmina Cibic, artista visual

Paul Dujardin, antiguo director general de Bozar

Giuliano da Empoli, escritor, exalcalde adjunto de la cultura en Florencia, presidente de centro de reflexión Volta

Guillaume Klossa, autor, exdirector de la Unión Europea de radiotelevisión, fundador del centro de reflexión EuropaNova y del movimiento Civico Europa. Último artículo: «Una juventud europea» (en francés: « Une jeunesse européenne ») (Grasset)

Pierre Lungheretti, Director General de la Cité internationale de la bande dessinée et de l'image

Carlos Moedas, excomisario europeo de Investigación, Ciencia e Innovación (I+D+i), fideicomisario de la Fundación Gulbenkian

Isabel Pires de Lima, académica; exministra de cultura en Portugal, vicepresidenta de la Fundación Serralves

Fernando Savater, filósofo y escritor

Sasha Waltz, coreógrafa y bailarina

André Wilkens, director de la Fundación Cultural Europea


¿Te ha gustado este artículo? Nos alegra mucho. Se encuentra disponible para todos nuestros lectores, ya que consideramos que el derecho a la información libre e independiente es esencial para la democracia. No obstante, este derecho no está garantizado para siempre, y la independencia tiene su precio. Necesitamos tu apoyo para seguir publicando nuestras noticias independientes y multilingües para todos los europeos. ¡Descubre nuestras ofertas de suscripción y sus ventajas exclusivas y hazte miembro de nuestra comunidad desde ahora!

¿Eres un medio de comunicación, una empresa o una organización? Consulta nuestros servicios editoriales y de traducción multilingüe.

Apoya el periodismo europeo independiente

La democracia europea necesita prensa independiente. Voxeurop te necesita a ti. ¡Únete a nosotros!

Sobre el mismo tema