Noticias Elecciones europeas 2014

Por un demos europeo

Puesto que no existe nación en Europa en la que las solidaridades sean evidentes por sí mismas, es el momento de crear un pueblo fundado sobre un proyecto político común, defiende un joven filósofo español. Y las elecciones europeas de 2014 serán su primera etapa.

Publicado en 1 octubre 2013 a las 14:50

Porque España no es una nación étnica el nacionalismo cree tener la puerta abierta para fundar su propia nación política. Análogamente oímos que, como no hay “pueblo” europeo, mejor sería no ahondar en el proyecto de Unión. Ciertamente un Estado sin lengua y cultura comunes tendrá más difícil autogobernarse; pero idealizar éstas hasta el paroxismo nunca fue buena idea. Ponderar justamente ambas carencias exige algunas aclaraciones.

Al usar torticeramente la imagen cosmopolita de círculos concéntricos, el nacionalismo restringirá la solidaridad a los suyos: tras familia, amigos y conocidos, al corazón sólo le quedará sitio para la “gran familia” de los connacionales, de aquellos que compartiendo una misma lengua conformarían juntos una particular visión del mundo. Más allá no podríamos (luego, no debemos) exigir altruismo: el círculo que engloba nuestra común humanidad quedaría demasiado alejado del epicentro compasivo.

Leer el artículo completo en el diario El País

Suscríbase al boletín de Voxeurop en Español

¿Eres un medio de comunicación, una empresa o una organización? Consulta nuestros servicios editoriales y de traducción multilingüe.

Apoya el periodismo europeo independiente

La democracia europea necesita prensa independiente. Voxeurop te necesita a ti. ¡Únete a nosotros!

Sobre el mismo tema