“Si Rusia no os gusta, ¡marchaos!”

En su revista de prensa sobre la actualidad en Europa del este y de los países bálticos, en colaboración con Display Europe y Krytyka Polityczna, Paulina Siegien habla sobre la muerte de un exiliado bielorruso en Polonia, el acercamiento de Georgia a la UE, la domesticación de la guerra en Rusia y el invierno que espera a Ucrania bajo las bombas.

Publicado en 23 noviembre 2023 a las 10:24

Un refugiado bielorruso aparece ahorcado en una prisión polaca

Kiryl Kieturka tiene 16 años en 2020 cuando participa en las manifestaciones celebradas tras las elecciones en Bielorrusia. En 2022, con 18 años, las autoridades llaman a la puerta de su casa. Tras pasar tres meses detenido en la ciudad bielorrusa de Grodno, el joven debe cumplir una condena de dos años y medio de arresto domiciliario bajo una estrecha vigilancia policial, incluyendo sus dispositivos electrónicos.

Tras un año de condena, cuando debe ingresar en prisión, Kiryl huye a Polonia. En primavera de 2023 el joven cuenta al medio bielorruso Most (especializado en la migración) su participación en las manifestaciones, su experiencia en la cárcel y su huida. En octubre, Kiryl desaparece. Después aparece ahorcado en una cárcel de la capital.

La muerte de Kiryl ha impactado a toda la diáspora bielorrusa que vive en Polonia y también ha suscitado muchas sospechas. La detención de Kiryl se habría producido por haber participado en un fraude telefónico destinado a sustraer datos bancarios. Sin embargo, no disponemos de más información relativa a su supuesta participación. Tras una oleada de reacciones por parte de bielorrusos residentes en Polonia, la justicia ha decidido investigar el suicidio.

Esta historia recuerda las dificultades a las que los refugiados y migrantes en Polonia deben enfrentarse. Incluso las personas más mayores con cierto capital, ahorros o un buen trabajo deben enfrentarse a numerosas adversidades derivadas de la emigración. Así que, ¿cómo será para un joven de 19 años que de un día para otro se encuentra en un país extranjero? La falta de políticas migratorias en Polonia es un asunto cada vez más urgente, pero parece que el nuevo gobierno no lo va a considerar una prioridad. La prueba de ello es el acuerdo de coalición, donde el tema ni siquiera se ha mencionado.

Georgia: gobierno ruso, sociedad proeuropea

En la sociedad georgiana prevalece actualmente un sentimiento proeuropeo. El país podría haberse encontrado hoy en la misma situación que Ucrania y Moldavia (la validación de su candidatura de adhesión a la Unión Europea, NDLR.) si su gobierno no estuviese dirigido por el Sueño Georgiano, un partido atrapatodo con una marcada ideología prorrusa, fundado por el oligarca relacionado con el Kremlin, Bidzina Ivanishvili.

La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, ha recordado que el país sigue teniendo que llevar a cabo una serie de reformas necesarias para la integración europea. Los georgianos están contentos pero, tal y como destaca el medio georgiano Sova, la decisión de la Comisión Europea es, ante todo, geopolítica y está basada en un cálculo de pérdidas y ganancias.

Si Georgia no hubiese obtenido su estatus de candidata, se habría quedado rezagada con respecto a Ucrania y Moldavia: concretamente dos etapas por detrás en el proceso de adhesión. Por ello, vale más animar al país que dejarlo al margen. A riesgo de someter a la sociedad georgiana a una cruel desilusión y de empujarla aún más hacia los brazos de Putin.

Moldavia: huir del látigo ruso

Moldavia ha realizado un trabajo titánico para reformar el país y limpiar su sistema político de la influencia rusa, encarnado por el oligarca Ilan Shor y el expresidente Igor Dodon.

Este último expresó su escepticismo con respecto a la decisión de la Comisión Europea y afirmó que hasta ahora, Moldavia no ha obtenido ningún beneficio de su acercamiento a la UE. Afortunadamente, la determinación del sector a favor de Europa de la sociedad y las autoridades moldavas (representadas en la esfera internacional por la presidenta Maia Sandu) permite suponer que el país no dejará pasar la oportunidad que se le ha ofrecido. Sandu ha anunciado que Moldavia será miembro de la UE para 2030.

Rusia ha domesticado la guerra

En primavera de 2022 la artista Sasha Skochilenko, natal de San Petersburgo, quiso revelar a los rusos la verdad sobre la guerra en Ucrania. O, al menos, intentarlo.

En una tienda Perekrestok (una cadena rusa de supermercados, NDLR.), la artista cambió los precios de los productos por etiquetas que desvelaban datos sobre la situación en Ucrania. En el reverso de los pequeños plásticos transparentes, se podían leer frases como: "El ejército ruso ha bombardeado una escuela de arte en Mariúpol. Allí se alojaban 400 personas que huían de los bombardeos."

Una jubilada se dio cuenta de estos "nuevos precios" y llamó a la policía. Las autoridades emprendieron acciones legales en virtud de la ley que impide divulgar "información falsa" sobre el ejército ruso. La artista acabó siendo detenida. De hecho, Skochilenko lleva detenida desde el 11 de abril de 2022. El fiscal pide ocho años de cárcel contra la artista y el tribunal anunció el 16 de noviembre una pena de siete años.

En sus últimos mensajes (posiblemente el único tipo de discurso que carece de censura hoy en Rusia), Skochilenko declara que, a pesar de la presión sufrida durante este último año, no se declara culpable.

El medio independiente ruso Bumaga hizo una entrevista a la mujer de 76 años que denunció a Skochilenko. Esta admite estar orgullosa de su reacción ante esta infracción. "Si Rusia no os gusta, ¡marchaos!", aconseja a las personas que critican el régimen y la guerra. Rusia ha domesticado la guerra y la ha asentado. Las próximas elecciones de Putin tendrán lugar a principios de primavera, y su campaña (que aún no ha comenzado de manera oficial) debería distanciarse del tema de la guerra.

Otro invierno de guerra para Ucrania: Rusia se prepara para hacerles vivir un verdadero infierno… al igual que Hungría

Este año, Rusia se centrará particularmente en las centrales eléctricas y térmicas ucranianas para privar a sus habitantes de calefacción y electricidad. Al mismo tiempo, se están produciendo tensiones políticas entre el gabinete del presidente Zelenski y la comandancia militar emergente: ¿habría que organizar elecciones en tiempos de guerra o no? El posible bloqueo a la adhesión de Ucrania a la Unión Europea por parte de Hungría también es preocupante, explica Serhii Sydorenko en el medio European Pravda. Antes de la cumbre del Consejo Europeo, que tendrá lugar a mediados de diciembre y deberá dar el visto bueno al inicio de las negociaciones de adhesión, el primer ministro húngaro, Viktor Orbán, pretende organizar nuevas "consultas a nivel nacional" sobre la entrada de Ucrania en la UE.

Viktor Orbán quiere presentar los resultados de estas consultas en la cumbre. Según algunos rumores, la pregunta hecha a la población podría estar formulada de tal manera que sugiere que la adhesión de Ucrania a la UE supondría una extensión de la guerra al continente, y por lo tanto llegaría también a los hogares húngaros.

La verdadera pregunta tiene que ver con las intenciones de Orbán con esta maniobra. ¿Querrá extorsionar al resto de miembros de la UE y negociar alguna ventaja? ¿Formará parte de su campaña previa a las próximas elecciones del Parlamento Europeo? ¿O quizás a Orbán no le queda otro remedio que defender (a modo de gratitud) los intereses del Kremlin?

En colaboración con Display Europe, cofinanciado por la Unión Europea. No obstante, los puntos de vista y opiniones expresados son exclusivamente los del autor o autores y no reflejan necesariamente los de la Unión Europea ni los de la Dirección General de Redes, Contenidos y Tecnología de las Comunicaciones. Ni la Unión Europea ni la autoridad otorgante pueden ser consideradas responsables de las mismas.
ECF, Display Europe, European Union logos

¿Te ha gustado este artículo? Nos alegra mucho. Se encuentra disponible para todos nuestros lectores, ya que consideramos que el derecho a la información libre e independiente es esencial para la democracia. No obstante, este derecho no está garantizado para siempre, y la independencia tiene su precio. Necesitamos tu apoyo para seguir publicando nuestras noticias independientes y multilingües para todos los europeos. ¡Descubre nuestras ofertas de suscripción y sus ventajas exclusivas y hazte miembro de nuestra comunidad desde ahora!

¿Eres un medio de comunicación, una empresa o una organización? Consulta nuestros servicios editoriales y de traducción multilingüe.

Apoya el periodismo europeo independiente

La democracia europea necesita prensa independiente. Voxeurop te necesita a ti. ¡Únete a nosotros!

Sobre el mismo tema