Análisis Cierre de Klubrádió en Hungría

Viktor Orbán ataca de nuevo a la libertad de prensa

Otro medio de comunicación independiente ha sido asesinado en Hungría: Klubrádió acaba de perder su licencia de transmisión, después de una campaña que ha intentado silenciar a la emisora de radio durante una década.Los periodistas siguen adelante, esperando que una larga batalla legal les haga justicia al final. Han cedido a las presiones, pero a un precio muy alto.

Publicado en 23 febrero 2021 a las 14:35

Palma sub pondere crescit o «la palmera crece bajo peso» es una mentira bondadosa muy popular entre los húngaros. Tiene un significado similar a «lo que no te mata, te hace más fuerte», otra declaración bastante ofensiva, como podrá confirmar cualquier persona que sufra de una deficiencia, un trauma o tenga algún tipo de discapacidad.

Originariamente, el proverbio sobre las palmeras era una advertencia sobre las consecuencias de sobreproteger a los jóvenes, pero, de forma general, se usa para racionalizar una presión debilitadora y condiciones inaceptables. También he escuchado a gente usarlo para animarse a seguir adelante frente a situaciones desesperadas. En su caso, no me quejaré, ya que tienen las de perder. 

Durante los últimos años, algunas de estas personas han apoyado a esta radio húngara independiente, Klubrádió, a quienes han retirado la licencia de transmisión el 9 de Febrero en un juicio extremadamente técnico. Esta decisión sirve como resumen de la campaña de los últimos diez años que tenía como objetivo silenciar la emisora: primero le retiró su frecuencia nacional, luego le negó su estatus de servicio público y finalmente, sus anunciantes comenzaron a desaparecer de manera progresiva.  La estación continúa sus batallas legales y continúa su transmisión en Internet.

Una comunidad fuerte

Klubrádió se ha mantenido desde 2012, principalmente gracias a donaciones realizadas por parte de sus oyentes, mucho antes de que las suscripciones a medios de comunicación se democratizaran. De este modo, se construyó una comunidad fuerte en un momento en el que los periodistas convencionales denigraban el financiamiento colectivo, describiendolo como un acto de mendicidad Sin embargo, la mayoría de los medios independientes que siguen en pie en Hungría piden donaciones, además de sus suscripciones.

Recibe lo mejor del periodismo europeo en tu correo electrónico todos los jueves

Después de que el emblemático canal de radio Kossuth Rádió se transformara en una herramienta del gobierno en 2010, Klubrádió asumió poco a poco la posición de emisora de radio clásica de debate, y se convirtió en el sustituto de la radio estatal con la que habían crecido generaciones desde el primer cuarto del siglo XX.

Klubrádió no está exento de críticas. Después de haber trabajado para ellos durante cuatro años, no me encuentro en la po…

¿Eres un medio de comunicación, una empresa o una organización? Consulta nuestros servicios editoriales y de traducción multilingüe.

Apoya el periodismo europeo independiente

La democracia europea necesita prensa independiente. Voxeurop te necesita a ti. ¡Únete a nosotros!

Sobre el mismo tema