Entrevista Por una Europa convivialista

Alain Caillé : “Europa carece de una filosofía política que considere los desafíos relativos al medio ambiente y al clima”

El sociólogo Alain Caillé estima que, ante los diversos peligros existentes, Europa debe armarse de instituciones políticas comunes eficaces. Es así como podrá consolidar un poderío político acorde con su poderío económico para poder por fin ser escuchada.

Publicado en 14 septiembre 2020 a las 22:47

Alain Caillé incitó la redacción del segundo manifiesto convivialista, publicado en Francia por la editorial Actes Sud justo antes del confinamiento. Este manifiesto nace de una labor conjunta llevada a cabo por unos 300 académicos de 33 países (incluyendo a Claude Alphandéry, Edgar Morin, Hartmut Rosa, Elena Pulcini, Ahmet Insel, Chantal Mouffe y Noam Chomsky) en respuesta a la alarmante situación actual fruto de décadas de “neoliberalismo global”.

Catherine André para Voxeurop: ¿Puede recordarnos cuáles son los grandes principios defendidos por el convivialismo, cuya meta es contradecir la ideología neoliberal?

Antes que todo, cabe destacar que estos 300 académicos y activistas provienen de contextos político-ideológicos muy diferentes, si no opuestos. Sin embargo, se pusieron de acuerdo respecto a 5 principios y un imperativo irrefutable. Ya en el primer manifiesto se habían establecido los principios de humanidad común (la esencia del comunismo), de socialidad común (la esencia del socialismo), de individualización legítima (la esencia del anarquismo) y de oposición creadora (la esencia del liberalismo político). El segundo manifiesto incluye un principio de naturalidad común, que en teoría se encuentra implícito en el primer manifiesto, pero que es preferible explicitar. Asimismo, el segundo somete los cinco principios a la necesidad de combatir la aspiración a un poderío absoluto, aquello que los griegos llamaban “hibris”, ilustrada de manera visible y preocupante por la desconcertante explosión sideral de las desigualdades. Y esta hibris ahora encarna lo que los griegos, otra vez, llamaban “pleonexia”, el deseo insaciable de riqueza.


¿Cómo se explica el triunfo de la ideología neoliberal, que dio paso a un nuevo capitalismo, un capitalismo “en estado puro”? ¿Por qué salió victoriosa con tanta facilidad por encima de las ideas que surgieron al final de la Segunda Guerra Mundial y que particularmente dirigieron el proyecto europeo?

Existe una gran maraña de razones que justifican este triunfo: económicas, financieras, mediáticas, militares, policiales, etc. Sin embargo, en la que más hace énfasis el convivialismo es la fuerza de las ideas (cuando encuentran los medios materiales para realizarse). No debemos subestimar el papel de la Sociedad Mont Pelerin (fundada en 1947 por futuros premios Nobel de economía con el fin de dejar atrás el keynesianismo y las normas socialdemócratas) en la génesis del neoliberalismo. Este último ejerce su hegemonía, en el sentido gramsciano de la palabra, basándose en la simpleza rústica y, por ende, en el simplismo de sus tesis (greed is good: permitamos que la avidez c…

¿Eres un medio de comunicación, una empresa o una organización? Consulta nuestros servicios editoriales y de traducción multilingüe.

Apoya el periodismo europeo independiente

La democracia europea necesita prensa independiente. Voxeurop te necesita a ti. ¡Únete a nosotros!

Sobre el mismo tema