Cover

Portugal ha descubierto que en 2013 será aún más duro que 2012. Mientras la troika UE/BCE/FMI concede a Lisboa un año más para conseguir cumplir con el objetivo de déficit del 3%, el Gobierno se afana en lanzar nuevas medidas de austeridad.

El 7 de septiembre, el primer ministro portugués, Pedro Passos Coelho, sorprendió a todo el mundo anunciando el incremento de un 7% en las cuotas que pagan los trabajadores a la seguridad social, mientras que a las empresas se les aplicará una reducción del 5,75%. Después, el 11 de septiembre, el ministro de Finanzas, Vitor Gaspar, explicó otras 13 nuevas medidas. Entre ellas, un ajuste en las pensiones, recortes acelerados en el número de empleados públicos, una subida en el impuesto sobre la renta y un aumento del 1,1% en la contribución de los trabajadores autónomos a la seguridad social.

Para Público, estas medidas son

...dos puñetazos directos en el estómago recibidos en apenas cinco días y que han causado grandes estragos. Se ha consolidado el malestar político y social. […] Una vez más, el país camina sobre un lecho de brasas candentes. Debemos darnos cuenta de que el fantasma de la bancarrota y el trágico destino de Grecia todavía se ciernen sobre nosotros. Para superar la tormenta, el Gobierno tiene que renovar el pacto político y social y promover una renovación. Pero por encima de todo esto, debe eliminar, o al menos mitigar, el virus que causa todos los problemas: la absurda noción de que los trabajadores deben financiar sus propios puestos haciendo aportaciones a sus empleadores.

Jornal de Negócios, por su parte, denuncia los sucesivos errores que han ido cometiendo unos políticos "que sacrifican el país para no perder prestigio, o las elecciones" y esgrime que el Gobierno y la troika han fracasado

El Gobierno ha errado en sus predicciones, la economía no se reducirá un 4% en dos años, sino un 6% en tres. El Gobierno fracasó en su objetivo de reducir el déficit presupuestario. Afortunadamente, hemos conseguido un año de prórroga. Pero en este caso la troika no está ayudando a Portugal, sino que se está ayudando a sí misma, porque es corresponsable del error. Si la troika estuviese ayudando se trataría de otra cosa: estaría bajando los tipos de interés con los que grava a Portugal. Si países como Alemania se financian ahora con tipos cercanos al 0%, ¿por qué a nosotros se nos aplica casi un 4%?

Diário de Notícias señala que

... hasta hace cinco días el BCE estaba deseando respaldar que los títulos de deuda a largo plazo de Portugal volviesen a los mercados en septiembre de 2016 [...] pero eso no servirá para aliviar el empobrecimiento de la población en general. [...] El Gobierno confía en que los portugueses hagan un esfuerzo para reducir el déficit "en unos 4.900 millones de euros", por valor de casi seis veces la reducción necesaria acordada con la troika.