El vuelo de los objetos políticos no identificados

Los socialdemócratas son los grandes favoritos de las elecciones legislativas anticipadas de los días 25 y 26 de octubre. Pero para gobernar, necesitarán el apoyo de nuevos partidos políticos cuyo carácter imprevisible podría afectar a la posición del país en la UE y en la OTAN.

Publicado en 25 octubre 2013 a las 14:57
El dedo de honor diseñado por el artista checo David Cerny hacia el Castillo de Praga, sede de la presidencia, con ocasión de las elecciones legislativas anticipadas.

Estas elecciones parecen desarrollarse sin que haya mucho en juego. Sin embargo, los resultados podrían plantear innumerables desafíos, sobre todo debido al carácter imprevisible de la política exterior checa.

Según los sondeos, los socialdemócratas (CSSD) no tendrán otra opción que entablar alianzas, ya sea con partidos cuyas ideas de lo que debería ser la política exterior checa ponen en duda el afianzamiento del país dentro del espacio transatlántico, o bien con partidos que utilizan la política exterior con fines populistas.

En el primer grupo se encuentra el Partido Comunista de Bohemia y Moravia (KSCM), que exige la salida de la República Checa de la OTAN. En el segundo se encontrarían ANO [“Sí” en checo, el movimiento político del multimillonario de origen checoslovaco Andrej Babis], Alborada de la Democracia Directa [el movimiento populista del checo-japonés Tomio Okamura], o incluso el SPOZ [Partido de los Derechos Cívicos-Zemanovci, del presidente Milos Zeman], que en lo relativo a política exterior parece tomar decisiones sin una orientación política clara, sino más bien guiándose por el estado de ánimo de la opinión pública o en función de su propio humor en el momento.

Política exterior ausente

La política exterior es la gran ausente del programa de Alborada. ANO incluye todo un capítulo sobre el tema y, como señalarán algunos, cuenta en sus filas con Pavel Telicka, comisario europeo [de mayo a octubre de 2004] y negociador jefe de la adhesión de la República Checa a la UE. Pero si el experimentado empresario Babiš es un experto en negocios, exige que los productos que adquiere sean funcionales, es decir, dóciles. Y esto también se aplica en el caso de Telička. Una Polonia que molesta [Babis es un crítico de la calidad de los alimentos procedentes de Polonia] puede traducirse en un intento de enfrentarse con Varsovia en un ámbito mucho más amplio, por ejemplo, europeo.

Suscríbase al boletín de Voxeurop en Español

Esta perspectiva es preocupante para la República Checa, porque [[corremos el riesgo de enfrentarnos a situaciones que exigirán al Gobierno y al Parlamento que confirmen nuestros compromisos con respecto a la OTAN]] o incluso directamente en el contexto del eje Praga-Washington. También se producirán situaciones similares con una UE inestable, que se enfrenta de forma permanente a las dificultades de la eurozona y lucha para mantener su propia integridad, algo que ha puesto a prueba hace poco Gran Bretaña. Por último, las relaciones exteriores de la UE desafiarán sin cesar las posturas y la política de la República Checa.

Preguntas en el aire

¿Cuál será la posición del próximo Gobierno y del ministro de Exteriores ante la Asociación Oriental y qué relaciones mantendrán Praga y Moscú? ¿Cuál será el nivel de compromiso de la República Checa en la política de vecindad con la UE, por ejemplo con África del Norte? En lo que respecta a las relaciones entre Bruselas y Washington y de las revelaciones sobre las actividades de espionaje de Estados Unidos, ¿qué posición debe adoptar la UE? Se plantean multitud de preguntas, cuyas repuestas exigen una unidad y una continuidad de la política checa, si Praga no quiere mostrarse como un actor imprevisible.

La situación del CSSD no tiene nada de envidiable. Algunas de las fuerzas políticas que actualmente tienen posibilidades de acceder al Parlamento pueden tener un impacto destructivo (el KSCM, Alborada de la Democracia directa), mientras que otras son más susceptibles de andarse con rodeos o de regatear con su apoyo al Gobierno (ANO, SPOZ). Y en el caso de algunas decisiones (como el envío de tropas checas a las misiones de la OTAN), podemos imaginarnos que el CSSD podrá contar con el apoyo de la derecha parlamentaria (los conservadores del partido TOP 09 y los liberales del ODS). Porque si bien es una oponente en materia de política interior, la derecha constituye una socia mucho más fiable en lo que respecta a la política exterior que todos esos extraterrestres políticos, todos esos objetos políticos no identificados.

Elecciones

Hace falta un aire nuevo

“¿Quién de entre ellos lo conseguirá?”, se pregunta Mladá Fronta Dnes bajo la foto de diez jefes de fila de los partidos que piden los votos de los checos el 25 y 26 de octubre. El diario, que he recogido las expectativas de una veintena de personalidades del mundo cultural, social e intelectual, proclama la necesidad de una “renovación moral en el seno de la clase política, de un compromiso con los principios de la democracia y de una visión más allá del período de mandato.”
“Hoy a las 14h comienza uno de los escrutinios más importantes desde la caída del comunismo” en 1989, subraya por su parte Lidové noviny. El diario recuerda

el peligro real de la llegada de los comunistas al poder, porque un Gobierno minoritario de los socialdemócratas apoyado por los comunistas sigue siendo el escenario post-electoral más probable.

¿Eres un medio de comunicación, una empresa o una organización? Consulta nuestros servicios editoriales y de traducción multilingüe.

Apoya el periodismo europeo independiente

La democracia europea necesita prensa independiente. Voxeurop te necesita a ti. ¡Únete a nosotros!

Sobre el mismo tema