Ideas Crisis de la eurozona

Este euro ya no tiene sentido

Por más que Draghi, Merkel, Hollande o Juncker demuestren su unidad para salvar el euro, la moneda única ya no tiene sentido, opina Die Welt am Sonntag. Porque los países miembros son demasiado diferentes como para que una moneda común pueda seguir funcionando.

Publicado en 30 julio 2012 a las 15:29

La Europa política ha llegado al límite de sus capacidades. Y para aquellos que aún no lo habían comprendido, la prueba se produjo la semana pasada. La declaración común del presidente francés François Hollande y de la canciller alemana Angela Merkel en la que afirmaban que «harían todo lo necesario para proteger [la eurozona]» tan sólo era un acto de desesperación.

Desde la tercera frase de la declaración, quedaba claro que los países miembros de la eurozona, incluidos Alemania y Francia, ya no comparten el mismo enfoque sobre la crisis. Los Estados, “cada uno según sus prerrogativas, deben cumplir sus obligaciones para llegar a este fin». Lo que también podía interpretarse como una capitulación: que cada uno se las arregle como pueda.

El incremento de las fuerzas centrífugas

Estos son los últimos sobresaltos de la diplomacia común en la eurozona. El consenso tan sólo es una fachada. Bajo la superficie actúan unas poderosas fuerzas centrífugas que se intensifican.

Un día, el presidente del Banco Central Europeo, Mario Draghi da a entender que se concederán nuevas ayudas a favor de los Estados en quiebra; al día siguiente, lo desmiente Wolfgang Schäuble, ministro [alemán] de Finanzas. Grecia reclama más tiempo, si bien día tras día se publican nuevos comunicados sobre los incumplimientos del Gobierno de Atenas y una serie de responsables políticos alemanes exigen abiertamente la expulsión del país de la eurozona.

En lugar de hablar de los problemas de su país, el ministro de Exteriores español prefiere hacer un llamamiento para que se refuercen las ayudas procedentes de Alemania. En cuanto a las soluciones que deben aplicarse, como la adquisición directa o indirecta de títulos de deuda, el rescate de los bancos o los programas de austeridad, nadie se pone de acuerdo.

El euro muere en el Sur

Por lo demás, el Gobierno alemán únicamente se encuentra en una posición minoritaria en el Consejo del BCE. Si se incluyen a los Estados miembros del este de Europa, la situación es distinta. Un profundo abismo separa al norte del sur. Tarde o temprano, nos veremos obligados a mirarnos a los ojos y a admitir que las cosas ya no funcionan.

Lejos de acercarse, las zonas económicas del norte y del sur de Europa se han alejado en los once años de existencia del euro. En estas condiciones, una moneda común no tiene sentido.

Desde Varsovia

«Se cumplen los peores pronósticos»

“¿Se trata realmente del final de la eurozona?” plantea con tono sombrío Rzeczpospolita, tras las declaraciones del ministro de Economía alemán, Wolfgang Schäuble, rechazando la idea de un nuevo paquete financiero para España por 300.000 millones de euros, apuntado por diversas fuentes. El diario conservador de Varsovia señala que “la eurozona no tiene ningún dinero reservado para rescatar a España”, y el coste de la operación probablemente superase los 300.000 millones. De hecho, según calculan los expertos del think tank londinense Open Europe, ascendería a una cantidad de entre 450.000 y 650.000 millones de euros.

En su editorial, Rzeczpospolita señala que “la UE no puede permitirse rescatar a España. Al contrario que en los casos de Grecia, Portugal o Irlanda, España es simplemente demasiado grande”. Por lo tanto, cabría esperar que

… el plan de rescate de Madrid por valor de 300.000 millones de euros sea simplemente una posición de negociación, y los españoles se conformarían con 100.000 millones [ya se ha acordado un rescate para los bancos en riesgo]. Si, aún así, se confirma que la situación es realmente muy mala, la existencia de la eurozona estaría en riesgo.

Rzeczpospolita cree que la actual crisis muestra que “la idea de crear una confederación de Estados con una moneda común pero con distintos sistemas políticos, sociales y económicos era utópica” y augura que “somos testigos del principio del fin del modelo actual de la unión monetaria”. El problema del rescate de España puede que se resuelva

… cuando el BCE imprima dinero sin valor. Pero con eso no dejará de ser una farsa. […]. Tarde o temprano alguno [país] colapsará y la pirámide de préstamos mutuos se derrumbará. Así que, a menos que la eurozona cambie, no tiene sentido gastar dinero en retrasar el momento de la ejecución.

¿Eres un medio de comunicación, una empresa o una organización? Consulta nuestros servicios editoriales y de traducción multilingüe.

Apoya el periodismo europeo independiente

La democracia europea necesita prensa independiente. Voxeurop te necesita a ti. ¡Únete a nosotros!

Sobre el mismo tema