Opinion Guerra en Ucrania

Por qué la guerra en Ucrania es un signo de impotencia y miedo del Kremlin

Reaccionando al reciente texto del filósofo y politólogo marxista Slavoj Žižek, el escritor rumano de origen ucraniano Vasile Ernu sostiene que la falta de soft power de Rusia y el miedo a perder influencia son la clave de su actitud agresiva, que acabará conduciendo a su derrota.

Publicado en 28 junio 2022 a las 09:07
Este artículo es sólo para miembros de Voxeurop

Slavoj Žižek, uno de los principales pensadores de Occidente, y originario del "Oriente comunista", escribió el otro día en The Guardian:

Sí, el oeste liberal es hipócrita y aplica sus altas exigencias de manera muy selectiva. Así y todo, la hipocresía significa precisamente violar los valores que se pregonan, por lo que se abre la puerta a críticas internas: cuando criticamos al oeste liberal, usamos sus propios valores. Lo que Rusia ofrece es un mundo sin hipocresía, pues carecería de unos valores éticos globales y solo "respetaría" las diferencias por una cuestión pragmática. Ya sabemos lo que esto supondría debido a lo que ocurrió cuando los talibanes tomaron el poder en Afganistán. Inmediatamente después, estos cerraron un acuerdo con China, por el que China aceptaba el nuevo Afganistán y en contrapartida los talibanes pasaban por alto lo que China hace a los uigures. Esta es, a grandes rasgos, la nueva globalización que defiende Rusia. Y la única manera de defender lo que vale la pena salvar de nuestra tradición liberal es no dejar de insistir en su universalidad. En el momento en que nos guiamos por un doble rasero, somos igual de "pragmáticos" que Rusia.

Los rusos temen perder Ucrania para siempre

Una de las grandes causas de esta guerra (los rusos lo admiten abiertamente) es el miedo de perder Ucrania para siempre. De hecho, Ucrania ha entrado en una fase en la que se perderá para siempre. Y no necesariamente en un sentido administrativo o territorial, sino en un sentido mucho más profundo.

Nos referimos a que Ucrania se está desprendiendo de Rusia en un sentido casi metafísico, de alineación total, de tener unos valores completamente diferentes. Así, un espacio cultural común se convierte en un espacio ajeno, incluso hostil. Ocurre lo mismo con Bielorrusia. Rusia teme estar perdiendo su influencia y atractivo en un espacio que considera íntimamente suyo, y esa pérdida de identidad les aterroriza.

Este temor de perder definitivamente Ucrania, de que el país se aleje del "mundo ruso", produce a los rusos un temor y una angustia terribles. Ucrania es un síntoma de su miedo a autodestruirse. Si este miedo es fundado o no, no lo sé. Pero hay una causa importante. De hecho, hay más de una.

Durante más de 15 años he hablado de esto muchas veces con mis amigos rusos, bielorrusos y ucranianos. Hace más de diez años, me encontré en Kiev y Minsk con amigos de mi generación y lo hablé con ellos. Lo que más me llamó la atención fue que los jóvenes y urbanitas se sentían conectados a Varsovia, Berlín, Londres, Budapest, la Universidad centroeuropea o Estados Unidos. 

En su mente, Moscú y San Petersburgo, ciudades que tiene…

¿Eres un medio de comunicación, una empresa o una organización? Consulta nuestros servicios editoriales y de traducción multilingüe.

Apoya el periodismo europeo independiente

La democracia europea necesita prensa independiente. Voxeurop te necesita a ti. ¡Únete a nosotros!

Sobre el mismo tema