La crisis del euro pone a prueba la cohesión de los Veintisiete. Dibujo de Tiounine para Kommersant, Moscú

Suspense sobre el futuro del euro

Reunidos en Bruselas, los líderes de los Veintisiete deben abordar cuestiones como la forma que debe adoptar el rescate de las finanzas griegas. Y el futuro de la moneda única y su adopción por los demás países de la Unión queda en manos de la pareja franco-alemana quien se encuentra en plena crisis.

Publicado en 25 marzo 2010 a las 16:30
La crisis del euro pone a prueba la cohesión de los Veintisiete. Dibujo de Tiounine para Kommersant, Moscú

¿Quién dominará el Consejo Europeo de los días 25-26 de marzo, “Lady Europe o Frau Germania”? se pregunta en portada el periódico polaco Gazeta Wyborcza, según el cual “a partir de ahora, los alemanes van a luchar por sus propios intereses, igual que han hecho durante años los franceses, los españoles o los ingleses”. Por su parte, Polska explicaque “Alemania quiere deshacerse a cualquier precio de la imagen de cajera de la UE, en particular desde que un sondeo reciente revelara que el 40% de los alemanes piensa que les iría mejor con el marco alemán que con el euro. Ante las elecciones de mayo de Renania y de Westfalia del Norte [9 de mayo], esta idea es mucho más importante para Merkel que los problemas de Grecia”, afirma el periódico. La Tribune, que habla en portada de una “alerta roja para la moneda europea”, atribuye “el rechazo de Berlín a ir en ayuda de Grecia” a su propio déficit: “80.200 millones de euros. Un récord absoluto en la historia de la República Federal”.

Para Le Soir, lo más importante es que “la pareja franco-alemana atraviesa una crisis”. “Por más que se oigan a menudo protestas contra este ‘directorio’, sus crisis conyugales no dejan de ser angustiosas. Sin entente, sin connivencia entre París y Berlín, no se puede hacer nada en Europa”. “La última vez que se les vio juntos en Bruselas, juraban trabajar ‘hombro con hombro’ para sacar a Grecia y al euro de la encrucijada”, añade Le Figaro, según el cual “seis semanas más tarde, el presidente francés Nicolas Sarkozy y Angela Merkel se enfrentan al desafío de entenderse para concretar su promesa y convencer a unos mercados más bien escépticos”.

"Salve quien pueda al euro, titula Courrier International, que consagra su portada a la “partida de mistigri” que se juega en estos momentos en Bruselas entre los diferentes protagonistas, con Alemania, Francia y Grecia a la cabeza. “Una discordia creciente reina en la Unión Europea, una región sometida a una dura prueba por múltiples problemas económicos y diplomáticos”, observa el Washington Post, citado por el semanario francés.

Vu Visto desde la Europa Central, el debate sobre la crisis del euro revela “la diferencia de trato entre el este y el sur en el seno de la UE”, afirma Jacques Rupnik en una tribuna publicada por Le Temps y Hospodářské Noviny. El politólogo checo-francés estima que los países de Europa central que tuvieron que luchar para entrar a la unión monetaria, deberán sufrir los efectos de la crisis “sin ser responsables”, ya que los criterios para los futuros candidatos de Europa del este serán “aun más rigurosos debido a que fueron poco respectados por los países del sur”. Pues el saneamiento de las finanzas públicas de los países del sur se hará en detrimento de la ampliación de la zona euro hacia el este. Por consiguiente, concluye Rupnik, es muy probable que los países de Europa central se pongan del lado de Angela Merkel.

Recibe lo mejor del periodismo europeo en tu correo electrónico todos los jueves

En cuanto al resultado de la cumbre, Il Sole 24 Oreprevé que “con toda probabilidad, terminará con una entente en la línea de una solución doble para Atenas: una intervención del FMI apoyada financieramente por los países de la zona euro”. Un compromiso, observa el periódico económico italiano, que evita que Grecia llame sola a la puerta del Fondo, así como que sus socios fijen las condiciones de su intervención”. Una solución que, aun pareciendo “sensata”, “resulta execrable por la forma como se ha llegado a ella: a través de broncas, divisiones y recriminaciones entre Berlín, París y los principales países europeos, sin una pizca de coordinación ni de estrategia”. “Estamos a años luz de la época en que Helmut Kohl y François Mitterrand se ponían de acuerdo sobre la moneda única”, o de la época en que “Jacques Chirac y Gerhardt Schröder se reunían en la víspera de una cumbre para fijar las perspectivas financieras de la Unión para los siete años siguientes”.

Portugal

Después de Grecia, ¿Portugal?

Malas noticias para Portugal el día en el que el parlamento debate sobre el Programa de Estabilidad y Crecimiento (PEC), una serie de medidas gubernamentales para reducir el déficit presupuestario del 9,3% al 3% para 2013. Fitch, una importante agencia financiera, ha evaluado a la baja la clasificación del país, ya que prevé un “débil crecimiento económico” este año. “La presión no podría ser más clara”, anuncia Públicoen un artículo en portada. El PEC, que Fitch considera “creíble”, será finalmente aprobado, gracias a un acuerdo entre el PS, en el poder, y los socialdemócratas, en la oposición.

¿Te ha gustado este artículo? Nos alegra mucho. Se encuentra disponible para todos nuestros lectores, ya que consideramos que el derecho a la información libre e independiente es esencial para la democracia. No obstante, este derecho no está garantizado para siempre, y la independencia tiene su precio. Necesitamos tu apoyo para seguir publicando nuestras noticias independientes y multilingües para todos los europeos. ¡Descubre nuestras ofertas de suscripción y sus ventajas exclusivas y hazte miembro de nuestra comunidad desde ahora!

¿Eres un medio de comunicación, una empresa o una organización? Consulta nuestros servicios editoriales y de traducción multilingüe.

Apoya el periodismo europeo independiente

La democracia europea necesita prensa independiente. Voxeurop te necesita a ti. ¡Únete a nosotros!

Sobre el mismo tema