En Europa, casi el 50% de la comida sana y comestible "se pierden en las distintas fases del proceso que lleva desde la producción a la mesa (y cubo de la basura) del consumidor", escribe el diario El País. Esto representa "medio kilo al día y con grandes variaciones por países y sectores", añade el diario madrileño, recogiendo un informe de la Comisión Europea debatido el 19 de enero en el Parlamento Europeo.

Aunque la discusión no está cerrada y la Comisión tiene la última palabra, podría servir como "un aldabonazo en la conciencia de los europeos", afirma El País. Anualmente, los europeos desperdician

179 kilos per cápita [...] aunque la mayor parte corresponde a los hogares, con el 42% de pérdidas (aparentemente evitables en un 60%). De cerca le siguen los productores, con el 39%; el sector de comidas preparadas, con el 14%, y ya lejos, con un 5%, los comerciantes

Teniendo en cuenta que 16 millones de europeos reciben ayuda de organizaciones de caridad, el informe demanda que

se distribuyan de forma generalizada entre las personas más desfavorecidas de la Unión productos que van precipitadamente a la basura

El informe realizado por el eurodiputado socialista italiano Salvatore Caronna pide a la Comisión que promueva medidas para reducir el desperdicio de comida, tales como el etiquetado de doble fecha [límite en la fecha de venta y fecha límite de consumo], además de descuentos en los productos cercanos a la fecha de expiración.