El último informe PISA, publicado el 3 de diciembre, confirma una marcha atrás en los resultados de los alumnos europeos y una continua progresión de sus homólogos de Extremo Oriente.
El estudio, que mide las competencias de los alumnos de 15-16 años en lectura, matemáticas y ciencias, es particularmente duro con los países nórdicos y con Francia. Así, Finlandia pierde su primer lugar en beneficio de Corea del Sur, y cae a la sexta plaza. Ya no es “el país de las maravillas de la educación”, lamenta Helsingin Sanomat. Para el diario finlandés, si el resultado

no es sorprendente, nadie ha sido capaz de dar una explicación plausible hasta ahora. […] Los finlandeses se han habituado a creer en la excelencia de la formación de los educadores en Finlandia y, sobre todo, en la fuerza del sistema escolar elemental en nueve años.

En Dinamarca, Jyllands-Posten no se queda atrás: “No es suficiente”, estima el diario:

Tenemos la escuela pública más cara del mundo, pero nada prueba que tengamos la población más estúpida del mundo. No hay por tanto razones para no esperar que la escuela más cara no facilite igualmente la mejor formación y por tanto la población mejor formada.
Por su parte,Berlingske estima que “es el momento de que nosotros, los Estados del Bienestar occidentales, revisemos en profundidad nuestro sistema educativo”.
El informe PISA ha provocado un choque en Francia, que pierde dos posiciones y se sitúa en la posición 25 entre 65 países. Le Figaro indica que la escuela francesa es “injusta e ineficaz”:
La diferencia no cesa de aumentar entre los buenos y los malos alumnos[…]. Todavía somos aptos para formar a futuros Premios Nobel de física y medicina, pero continuamos fabricando malos estudiantes.
El diario conservador da el ejemplo de Alemania, que, castigada en 2001 por Pisa,“reaccionó inmediatamente" y sus resultados actualmente están en progresión.
Así, el sistema educativo alemán “se ha hecho más justo y los alumnos tienen mejores resultados”, se felicita justamente Der Spiegel:
Un choque psíquico va habitualmente a la par con un momento de parálisis, seguido de desorientación. […] Al cabo de un tiempo comienza la asimilación, y luego la cura. El sistema educativo alemán está en ese punto. [...] Es el momento de que la expresión Choque de PISA sea reemplazada por “progreso de PISA”.

Suscríbase al boletín de Voxeurop en Español

¿Te ha gustado este artículo? Nos alegra mucho. Se encuentra disponible para todos nuestros lectores, ya que consideramos que el derecho a la información libre e independiente es esencial para la democracia. No obstante, este derecho no está garantizado para siempre, y la independencia tiene su precio. Necesitamos tu apoyo para seguir publicando nuestras noticias independientes y multilingües para todos los europeos. ¡Descubre nuestras ofertas de suscripción y sus ventajas exclusivas y hazte miembro de nuestra comunidad desde ahora!

¿Eres un medio de comunicación, una empresa o una organización? Consulta nuestros servicios editoriales y de traducción multilingüe.

Apoya el periodismo europeo independiente

La democracia europea necesita prensa independiente. Voxeurop te necesita a ti. ¡Únete a nosotros!

Sobre el mismo tema