Investigation Comercio e Industria 4 artículos
Investigación sobre las finanzas verdes made in Europe

Diseñadas para apoyar proyectos de desarrollo sostenible, las finanzas verdes no siempre son verdes: existe la posibilidad de que un proyecto llevado a cabo por Michelin en Indonesia y certificado como “ecológico” haya contribuido a destruir la selva tropical y a engañar a sus inversionistas ecorresponsables.

Entre las empresas europeas que se jactan de haber establecido una política “sostenible”, Michelin, el gigante de los neumáticos, pone de relieve su compromiso para una “gestión responsable y sostenible”. 

 

Flor y nata de esta política ambiental sobre el caucho natural sostenible, el proyecto Royal Lestari Utama (RLU) en Indonesia – una empresa conjunta entre Michelin y su socio local Barito Pacific creada en 2015 – se ha presentado como la mayor historia de éxito: plantar árboles de caucho para reforestar las zonas devastadas por la explotación forestal ilegal, crear empleo local y proteger la flora, la fauna, los elefantes, los orangutanes y las crías de tigre. Todo ello con la implicación del Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF), el patrocinio del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) y el apoyo de la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID), que lo presentaron como un modelo de cadena de valor sostenible.

 

La investigación llevada a cabo por Voxeurop durante más de un año y medio con nuestros socios de la revista Tempo en Yakarta muestra los límites de esta operación financiada por “bonos verdes” (o green bonds) comercializados por el BNP Paribas por 95 millones de dólares. Pasando por oficinas europeas tranquilas en el bosque de Indonesia y por las salas de los mercados de Singapur, nuestros periodistas examinaron minuciosamente documentos, informes y correspondencia, y entrevistaron a los actores principales de las empresas involucradas, ONG y comunidades locales. El resultado final está lejos de ser la imagen idílica que se vendió a los inversionistas.