investigation Noticias Investigación sobre las finanzas verdes | Tercera parte

Cómo Michelin y su socio indonesio eludieron las normas de los bonos verdes

Royal Lestari Utama, el socio de Michelin en Indonesia (que hoy se encuentra bajo el control de la empresa francesa), logró financiar sus plantaciones de caucho en Sumatra con la ayuda de inversionistas ecorresponsables al encubrir su responsabilidad en cuanto a la deforestación, incumpliendo así con las normas internacionales sobre las finanzas verdes que se había comprometido a respetar. Una operación de greenwashing como corresponde. Tercera parte de nuestra investigación sobre las finanzas verdes y sus fallas, realizada en colaboración con la revista Tempo en Yakarta.

Publicado en 17 noviembre 2022 a las 17:34
Este artículo es sólo para miembros de Voxeurop

Capítulo 3

Detrás de la cortina verde, la biodiversidad se ve destruida

En los capítulos anteriores, vimos que, con el fin de obtener los fondos necesarios para financiar las plantaciones de caucho de su nuevo socio indonesio Royal Lestari Utama (RLU) en la provincia de Jambi, en la isla de Sumatra, Michelin recurrió a bonos verdes en 2018. Estos últimos fueron emitidos por la nueva plataforma de financiamiento sostenible Tropical Landscapes Finance Facility (TLFF) y comercializados por el BNP Paribas. No obstante, la agencia de calificación social y ambiental Vigeo Eiris certificó su conformidad con los principios de los bonos verdes de la International Capital Market Association (ICMA) basándose únicamente en los documentos proporcionados por RLU. Esta última omitió (al igual que el BNP Paribas) informar a Vigeo Eiris sobre la deforestación a escala industrial realizada previamente por su filial local Lestari Asri Jaya y denunciada por varias ONG.


👉 leer el capítulo 1: Cuando las finanzas verdes made in Europe recompensan la deforestación en Indonesia: el caso Michelin
👉 leer el capítulo 2: Cómo un proyecto criticado por su impacto ambiental se convirtió en la flor y nata de las finanzas verdes europeas

Preocupados por no comprometer el éxito de una operación destinada a convertirse en un ejemplo, Michelin y los fundadores de la TLFF parecieran haber apoyado a RLU para ocultar esta devastación ambiental a sus potenciales inversionistas, que quizá habrían estado menos entusiasmados si hubieran estado al corriente de la situación. A continuación, veremos cómo esto fue posible y por qué nunca debió haber sucedido, habida cuenta de las normas de las finanzas verdes y de la situación sobre el terreno en Sumatra.

El “visado” concedido por Vigeo Eiris en enero de 2018 que certificaba su conformidad con los principios de la International Capital Market Association (ICMA) es lo que permitió que se registraran los bonos de la TLFF en la base de datos de la Climate Bonds Initiative (CBI), la mayor plataforma de recaudación de fondos para el clima en el mundo. Vigeo Eiris es un auditor aprobado también por la CBI.


Recibe lo mejor del periodismo europeo en tu correo electrónico todos los jueves


La acreditación de los bonos en el escaparate de inversiones climate-friendly de la CBI contribuyó a su reputación y su notoriedad ante los potenciales inversionistas. “Nuestra base de datos se consulta para saber qué es verde. Si los bonos no cumplen con los criterios de nuestra base de datos, no pueden aparecer en los índices [los paquetes propuestos a los inversionist…

¿Eres un medio de comunicación, una empresa o una organización? Consulta nuestros servicios editoriales y de traducción multilingüe.

Sobre el mismo tema